24por7

El seleccionador español de baloncesto femenino, Lucas Mondelo, mencionó que "no es nada sencillo" clasificarse de forma consecutiva para cuartos de final en los últimos cinco grandes campeonatos, una ronda donde pudieron quedarse "fácilmente fuera los dos últimos años" y en la que se verán las caras en el Eurobasket de la República Checa con la selección de Letonia.

"Malacostumbramos a la gente, y bien que lo logramos, pero estar entre los ocho primeros tantos años seguidos es muy difícil. Entrar en unos cuartos por quinto año seguido no es nada sencillo", recordó el técnico catalán, cuyo mayor éxito al frente del combinado español fue el oro en el Eurobasket de 2013, tan solo un año después de su llegada al banquillo nacional.

Sin embargo, Mondelo se mostró precavido de cara a un choque ante Letonia este jueves que presupone "complicado", más aún tras la última derrota ante la República Checa (67-63). "En los dos últimos cuartos de final pudimos quedarnos fuera. Conseguimos ganar, pero tenemos muy claro que todo está muy igualado, que la frontera entre el éxito y el fracaso es una línea muy delgada y que tenemos que estar al cien por cien para desequilibrar mínimamente esa balanza en cada partido", dijo.

La cómoda clasificación como primeras del grupo A ha permitido al combinado español "planificar con más tiempo el resto del Eurobasket". "Hemos podido gestionar las cargas, los descansos como el del otro día de Marta Xargay que evoluciona bien de sus molestias y siempre es bueno porque evitas un partido de mucho desgaste físico y, sobretodo, mental", comentó de la ausencia de la gerundense en el tercer partido.

Un descanso, sobre todo mental, muy necesario para las jugadoras españolas tras "un mes y medio a tope". "Hoy están visitando Praga, que hagan algo totalmente diferente al baloncesto y desconecten", expresó Mondelo, quien auguró que con este breve parón "llegarán más frescas" al entrenamiento de este miércoles, y "mentalizadas, nunca presionadas" para afrontar una dura doble sesión de preparación.

No obstante, el técnico barcelonés alertó respecto a este largo periodo de días sin disputar partidos oficiales que puede suponer una "pequeña pérdida de ritmo de competición", aunque consideró que estará bien "tener un día de 'no-baloncesto' tras la larguísima temporada que han tenido muchas de sus jugadoras.