24por7
Luka Doncic protestando al árbitro en Euroliga (REAL MADRID). EF

El coraje del Real Madrid, sobre todo tras la expulsión por técnica descalificante de Luka Doncic (min.16), le hizo conseguir este 19 de diciembre de 2017 la victoria, por 91-72, ante un Valencia que atraviesa su particular calvario con nueve derrotas consecutivas en la competición.

La expulsión de Luka Doncic por técnica descalificante en el minuto 15.49 (33-30) marcó el partido más de lo que podía pensarse, porque el choque se vio privado de uno de los mejores jugadores del continente y porque se creó un clima de animadversión hacia los colegiados que influyó de forma negativa en el encuentro.

 Doncic se marchó enfadadísimo con los árbitros del partido Real Madrid-Valencia Basket que le eliminaron en el segundo cuarto después de dos faltas antideportivas.

El esloveno entró en cólera rumbo del vestuario y golpeó en varias ocasiones el túnel que da acceso a la zona interior del WiZink Center.

La primera acción por la que se sanciona a Doncic es un codazo involuntario del esloveno sobre Pleiss, al que no tardó en ir a pedir disculpas. Polémica acción que ya encendió el base madridista.

La segunda acción es mucho más discutible. Después de cometer una falta en ataque, Doncic comienza a hablar con Guillem Vives.

Ambos comentan la jugada ante el enfado del esloveno, que termina señalándose el escudo del Real Madrid tras alzar los brazos para hacer alguna protesta que no le gustó a los árbitros, que le señalaron la segunda antideportiva y le mandaron al vestuario.