24por7
Bárbara Rey y el Barça. BC
Esa noche, el jugador agredió a varios fotógrafos que trataban de captar una imagen suya junto a Bárbara Rey

Después de que se destaparan los detalles más íntimos de su idilio con el Rey emérito, los romances pasados de la vedette siguen llenando las páginas de las revistas de papel 'couché' (La burla más ordinaria de Bárbara Rey sobre Doña Sofía: "Esto son tetas y no las de la Reina").

Pilar Eyre recuerda este 1 de febrero de 2017 el que más marcó a Barbara Rey, según le confesó ella misma a la periodista (Latigazo póstumo de Ángel Cristo a la 'bocachancla' de Bárbara Rey):

"Charly Rexach ha sido el hombre de mi vida".

Finales de los años 70. Rexach era un guapo joven rubio, jugaba en el F.C. Barcelona y triunfaba entre las mujeres de la época. Pero había una pega: tenía novia. El futbolista catalán salía con Silvia Itoiz (Jorge Javier Vázquez: "El testimonio de Bárbara Rey se ha devaluado, igual que el de Pantoja").

Por aquella época, Bárbara triunfaba como actriz en el teatro Victoria del Paralelo, en la Ciudad Condal, con su show Barcelona es Bárbara. Fue entonces cuando la presentadora y el jugador culé comenzaron una apasionada e intensa historia de amor.

Rebuscando en la historia, entre todas las noticias que se escribieron sobre ellos, una crónica de El País en 1977 situa al propio Rexach junto a la artista en una discoteca de Madrid tras un partido.

Esa noche, el jugador agredió a varios fotógrafos que trataban de captar una imagen suya junto a Bárbara Rey.

Pese a su apasionada historia, la vedette siempre se sintió 'la otra', pues Charly mantenía un juego a dos bandas entre Bárbara y su novia.

Finalmente, la estabilidad que le daba su chica le ayudó a decidirse, se casó y a día de hoy vive feliz junto a Silvia. Rey se quedó destrozada.