24por7
Laura Gadea IT

La salida de Laura Gadea de El Chiringuito de Jugones se ha convertido en una de las polémicas televisivas de este verano.

Toco comenzó el pasado 6 de julio, con una fría y tensa despedida de Pedrerol a  la hasta entonces 'voz del espectador' en el programa de Mega, que no pasó desapercibida entre los espectadores.

Esto es un extracto de la entrevista que ECOTEUVE le ha hecho a Laura Gadea este 8 de agosto de 2017:. 

¿Cómo se encuentra?

Muy bien. Estoy muy contenta, muy feliz y disfrutando del verano.

¿Cómo ha afrontado toda la polémica generada?

Si te digo la verdad, no he visto lo que ha pasado porque no he tenido tiempo. Me enteré ayer a través de las redes sociales porque me empezaron a llegar un montón de comentarios sobre ello y hoy también a través de informaciones que se han ido publicando. Mantengo lo que he dicho, que el respeto, la elegancia, y la educación para mí están por encima de todo. Me sorprende que alguien lance mensajitos hacia una persona que ha formado parte de su equipo.

Tuvo que salir a desmentir que Pedrerol la había despedido...

Como aclaré a través del vídeo, no fue un despido. Mi contrato iba por temporadas y no hemos acordado renovarlo. En mi despedida no quise decir nada más que gracias porque no tenía nada más que decir.

En ese vídeo, usted misma decía que no habían llegado a un acuerdo para la renovación. ¿Por qué no se produce?

Bueno, valoramos que era mejor así y decidí empezar una etapa totalmente distinta con cosas que me van a llenar mucho más.

¿Alguna vez tuvo algún problema con Josep Pedrerol a nivel profesional?

No, nunca. Pero la verdad es que desde el principio siempre fue muy distante conmigo. Ha sido una relación cordial y profesional.

¿Cómo es Pedrerol como jefe?

Ya te digo que es que no sé, porque conmigo siempre se mantuvo distante. Pero en general muy bien, tuvimos un trato normal, correcto.

Obtuviste el puesto porque pasaste un casting, ¿la eligió el mismo Pedrerol?

Así es. Por eso pienso que en aquel momento buscaban un perfil totalmente distinto al de Irene (Junquera). Pasé un casting de entre miles de participantes en el que, por cierto, no pedían la condición de ser periodista. Aunque yo sí he estudiado periodismo. Pasé diferentes pruebas y han sido ellos los que me eligieron, así que algo verían en mí... no sé.

¿Hay algún motivo por el que él se pudiera sentir decepcionado con usted?

No tengo ni idea. La verdad es que no.

¿Mantuvo siempre buena relación con sus compañeros?

Todo muy bien. Con mis compañeros, en general, fenomenal. Son muy buena gente y me llevo a muchísimos como amigos.

¿Qué cree que ha aportado a 'El Chiringuito' durante su año en el programa?

(Piensa). No soy quién para decirlo. Podré gustar más o menos a algunas personas, pero lo que es cierto es que siempre intenté hacer mi trabajo de la manera posible.

¿Qué consejo le daría a Sandra Díaz, la nueva 'voz del espectador' del programa?

Que tenga mucha suerte y paciencia.

¿Paciencia con quién?

Con todos en general. Por el programa, porque suele ser tenso. Así que mucha suerte y mucha paciencia.

Hace un año no era reconocida por el público. ¿Cómo ha vivido su exposición ante las críticas de los espectadores?

Bien, soy una persona que lo lleva bien. Como en la vida, puedes gustar más o menos y siempre vas a recibir críticas positivas y negativas. Yo lo llevo bien, me da igual lo que hablen los demás. Cuando te expones te enfrentas a eso.

Hace unos días avanzaba nuevos proyectos. ¿Tiene alguno ya en televisión?

Ya os iré contando. Pero estoy muy contenta y muy ilusionada. Tengo algunos proyectos personales y algunas ofertas que tendré que valorar.

¿Te queda buen sabor de boca tras tu salida del programa?

Siempre intento ser positiva y quedarme con lo mejor. Y mi paso por el programa me ha servido para aprender, para tener más experiencia y para crecer profesionalmente. Así que me quedo con lo mejor.

Tras su experiencia vivida, ¿recomendaría a otra persona trabajar en El Chiringuito?

Sí, por supuesto. Sin ninguna duda. Siempre se aprende de lo bueno y de lo malo.

¿Quiere añadir algo más?

Quería decir que no sé si soy periodista de casta o no, o de raza o no, porque no sé si tengo pedigrí... (ríe). Podré gustar más o menos, pero lo que sí sé es que nadie se puede creer con el derecho de decir quién es periodista de verdad y quién lo es de mentira.

¿Le ofendió especialmente ese comentario?

Es que parece que va directamente hacia mí. No es que me ofenda o no, es que no viene a cuento. Yo ya he cerrado una etapa allí y creo que no se debe hablar más de mí en un lugar en donde yo ya no estoy.