24por7
Florentino Pérez (REAL MADRID). RM

Habrá quien lo atribuya a su condición de viudo y muchos que echen la culpanal fútbol, que no le deja tiempo ni para bañarse, pero Florentino Pérez ha decidido que no quiere mansión en Mallorca.

El presidente del Real Madrid ha puesto a la venta su mansión en Mallorca, Villa Yasmín, de 15.000 metros cuadrados en los que se incluyen dos piscinas, un gimnasio y un pequeño helipuerto, con un chalé principal y otras dos edificaciones. Allí, Florentino y su fallecida esposa, Pitina, pasaban largas temporadas veraniegas.

Florentino Pérez (70) intenta deshacerse de su casoplón mallorquín, ubicado en la exclusiva urbanización Las Brisas y rodeada de residencias de lujo, de la mano de la exclusiva inmobiliaria Engel & Völkers, según informa la revista Vanity Fair. Y es que desde que su mujer falleció tras luchar contra el cáncer en 2012, el presidente no ha vuelto a visitar la vivienda.

La residencia, construida por Kühn & Partner a finales de los 90, cuenta con diferentes lujos como dos piscinas, un gimnasio y un pequeño helipuerto, el chalé principal y otras dos edificaciones con una superficie construida que rondará los 3.000 metros cuadrados de los que disfrutar de unas espectaculares vistas de la costa balear y el pueblo gracias a su ubicación privilegiada.

Además, la urbanización donde se encuentra el casoplón cuenta con seguridad privada, entre otros servicios exclusivos. Esta zona ha albergado a múltiples rostros conocidos como la periodista británica Selina Scott, biógrafa del rey Juan Carlos y responsable del documental A year in Spain.