24por7
Cristiano Ronaldo regatea a Piqué y marca en la portería del Barça. RM
Se notó mucho la ausencia de Neymar y la baja forma de Messi y Luis Suárez

Ni con la ayuda del árbitro que se inventó un penalti a favor de los azulgranas y expulsó a Cristiano Ronaldo sin motivo alguno.

El Real Madrid golpeó en la ida de la final de la Supercopa de España y se impuso en un clásico (1-3) marcado por el golazo de Cristiano en el 1-2, que luego fue expulsado por doble amarilla, la segunda a todas luces injusta.

Ha sido  un Clásico de explosión tardía. Empezó con son de amistoso y acabó resplandeciente, con un ventarrón de ocasiones sobre ambas porterías, golazos de Cristiano y Asensio y un arbitraje horrible, que perjudicó hasta lo indecible al Real Madrid.

Ojo que Cristiano empujó al árbitro después de ser expulsado, lo que puede acarrearle una dura sanción.

El Barça de Valverde debe mejorar mucho para colocarse al nivel de un Madrid a gran altura.

Se notó mucho la ausencia de Neymar y la baja forma de Messi y Luis Suárez. Asensio logró el tercer gol también de una bellísima factura.

La vuelta de la final de la Supercopa de España será el miércoles 16 a las 23 en el Santiago Bernabéu.

El Real Madrid es claro favorito para conquistar su segundo título de esta temporada tras la Supercopa de Europa.