24por7

La pelea a sillazos con la que acabó la manifestación del Día de la Hispanidad en la Plaza Cataluña tuvo a ultras de varios equipos de fútbol como protagonistas. Concretamente enfrentó a ultras del CE Sabadell contra homólogos de Madrid: especialmente antiguos ultras del Real Madrid y del Atlético de Madrid. Pero ni los Yomus del Valencia ni el Frente Atlético han estado implicados, tal y como publicaron varios medios,

Curiosamente, todas las partes acudieron a la manifestación en el mismo bando y contra el independentismo. Pero las rencillas futbolísticas y sus afinidades desembocaron en una batalla campal. Varios miembros de Hooligans Vallès, la facción ultraderechista más radical del Centre d'Esports Sabadell (equipo ahora en Segunda B) tuvieron un encontronazo con otros ultras de extrema derecha madrileños pertenecientes a Outlaw Madrid. Son los herederos de Ultras Sur (Real Madrid) y antiguos miembros de la organización neonazi Hammerskin, ilegalizada en España, según recoge David López Frías en El Español.

Algunos medios apuntaban también a la presencia de miembros del Frente Atlético en la trifulca, aunque este extremo ha sido desmentido por dos de los participantes en la reyerta, que destacan que "los del Frente Atlético no tienen nada que ver porque eran de Blood & Honour, que es otra organización internacionalista neonazi y no estaban ahí. Los del follón son casi todos de Hammerskin, que son sus rivales. Los que sí que estaban son miembros de Suburbios, una antigua facción de los ultras del Atlético de Madrid que abandonó el Frente Atlético precisamente por sus relaciones con Hammerskin y Ultras Sur. Tal vez la confusión venga por ahí. Pero el Frente como tal no ha participado".

Galería de imágenes: