24por7
Saúl Ñíguez (ATLETICO DE MADRID). AM

El centrocampista del Atlético de Madrid Saúl Ñíguez ha afirmado que con "el paso del tiempo y los partidos" tienen que ir creando "la magia del Calderón" en el Wanda Metropolitano, en la previa al choque frente al FC Barcelona de este sábado (20.45 horas).

"Fue un cúmulo de emociones. Al final extrañas el Vicente Calderón pero es normal y lógico. Tenemos que ir creando en el Wanda esa magia del Calderón. Eso tiene que ir con partidos, con tiempo, y que la afición se acostumbre y que vea que lo damos todo por ellos en el campo", continúo.", aseguró el jugador rojiblanco en la 'Entrevista Mahou' recogida por Europa Press.

Preguntado por su dorsal, Saúl reconoció que tenía claro cuál quería desde que debutó. "Es un orgullo llevar el 8 no solo porque lo haya llevado Luis Aragonés, también por Raúl García, una persona muy cercana con la que compartí vestuario. Es un jugador que fue un ejemplo para mí dentro y fuera del campo. Ya lo dije cuando debuté, que me gustaba el 8 y que trabajaría para llevarlo. Ahora que lo llevo intento dar lo mejor de mí", reiteró el centrocampista.

También revivió sus comienzos en el fútbol y desveló una anécdota con el jugador del Betis Joaquín. "Yo iba a ver a mis hermanos jugar, me metía en el vestuario con ellos. Me acuerdo de una vez en el Valencia, que estaba con mi hermano y Joaquín y fue muy gracioso conmigo, me trató super bien y la verdad que se los agradezco. Aún se lo recuerdo", comentó.

Por último, Saúl ha confirmado su ídolo de la infancia. "Tengo la suerte de compartir vestuario con él, me tomaría una Mahou con Fernando Torres", sentenció.