24por7
Zidane ante el Atlético Madrid-Real Madrid. DC

El Real Madrid debutará este sábado 18 de noviembre de 2017 en el Wanda Metropolitano, un estadio en el que el Atlético de Madrid todavía no se siente igual de cómodo que en el viejo Vicente Calderón.

Los blancos tratarán de aprovecharlo y sumar una victoria necesaria para seguir lo más cerca posible de la cabeza de la clasificación en Liga. El Wanda no es el primer estadio que estrena el Real Madrid en los últimos años, y las cosas le fueron de forma muy diferente en los estadios nuevos en los que debutó.

Como cuenta Diego Vargas en Defensa Central, si tenemos en cuenta la era de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid, el club blanco ha debutado hasta la fecha en tres estadios de nueva construcción de manera más o menos reciente: el estadio de Cornellá-El Prat, el nuevo San Mamés y el nuevo Wembley.

Los resultados han sido completamente distintos en cada uno de estos partidos, sumando respectivamente un triunfo, un empate y una derrota. En el Wanda, para seguir la serie toca sumar los tres puntos.

En septiembre de 2009, el Real Madrid logró una espectacular victoria de la mano de Manuel Pellegrini en su debut en Cornellá-El Prat. Aquel no fue únicamente el debut del Real Madrid en el nuevo estadio del Espanyol, sino que además supuso el estreno en competición oficial de éste. Los blancos se impusieron por 0-3 con goles de Esteban Granero, Guti y Cristiano Ronaldo en un recital asistente de Ricardo Kaká.

El 2 de febrero de 2014 llegó el momento de estrenar el nuevo San Mamés para el Real Madrid. El equipo blanco, dirigido por Carlo Ancelotti, no pudo pasar del empate a un gol ante el Athletic Club de Bilbao en un partido en el que los blancos se adelantaron con un tanto de Jesé Rodríguez.

Sin embargo, pondría las tablas Ibai Gómez haciendo perder dos puntos al equipo merengue que a la postre se convertirían en decisivos en el desenlace del campeonato.

Wembley fue una pesadilla

Esta misma temporada, el Real Madrid debutó en un nuevo estadio: Wembley. Los blancos visitaron al Tottenham en un partido que debe servir como punto de inflexión para la remontada del equipo blanco. Los Spurs se pusieron 3-0 en el marcador con goles de Varane en propia meta, Dele Alli y Eriksen, mientras que Cristiano Ronaldo maquilló el resultado en los instantes finales. Una pesadilla que no debe repetirse.

El Real Madrid necesita la victoria como el comer ante el Atlético de Madrid este sábado en un derbi que puede marcar el campeonato de Liga para bien o para mal. Y es que en caso de no sumar los tres puntos y de que el Barcelona gane en Leganés, las cosas se pondrían más difíciles todavía para un Madrid que se ha dejado demasiados puntos en el tramo inicial de la temporada y ya no tiene margen.

Teniendo en cuenta cómo le fueron sus debuts en diferentes estadios en estos años, resulta bastante complicado hacer un pronóstico sobre cómo le irán las cosas a los de Zinedine Zidane. Y más aún tratándose de un derbi.

El club blanco tratará de estrenar el estadio del Atlético con una alegría a la altura de la que se llevó la afición merengue con la despedida del Vicente Calderón, aquella noche en la que el Madrid se clasificó para la final de la Liga de Campeones en Cardiff con una mágica jugada de Benzema y un gol de Isco.

VÍDEO DESTACADO: WANDA METROPOLITANO