24por7
El jugador del Atlético Madrid Antoine Griezmann (d) junto a Eden Hazard (i) del Chelsea. EF
La Roma sí hizo los deberes: derrotó 1-0 al Qarabag en el Olímpico

La llama del imposible estuvo viva 53 minutos, hasta que Diego Perotti mandó la pelota a la red de la portería en la que hace dos meses y medio se estrelló el Atlético de Madrid.

Ni el Qarabag pudo dar la sorpresa, ni los de Simeone pasar del empate (1-1) este 5 de diciembre de 2017 ante el Chelsea. Con la fría lógica de lo que tiene sentido, los rojiblancos se quedan fuera de los octavos de final de la Champions League en un fracaso sin paliativos en la máxima competición europea de clubes.

Y lo hace por méritos propios. Porque, si bien el equipo ha ido en una clara progresión, resulta inaceptable para una escuadra de primer nivel cometer dos errores como los que supusieron los tropiezos ante los azeríes.

Queda la Europa League, segundo plato que no será, desde luego, visto con buena cara por la parroquia colchonera. Al menos, en un principio. Pero, tal y como dijo Luis Aragonés, el escudo no se pisa y la profesionalidad y el orgullo deben quedar por encima.

Para los escépticos, un dato: tras caer eliminado en la fase de grupos de la Champions 09/10, el Atlético ganó la Europa League que acabó con una sequía histórica de títulos.

A pesar de que dio la cara, no se puede decir que el Atlético estuviese cerca en algún momento de pasar a octavos. En gran parte de la noche, solo un gol le separó de la siguiente ronda, pero las sensaciones siempre fueron malas. Primero, porque el Chelsea dominó; después, porque el gol de Saúl llegó un par de minutos después del tanto de la Roma y el empate del Qarabag parecía inverosímil. Al final, porque el equipo inglés igualó y convirtió lo que era muy difícil en un imposible.

Tras diez minutos de arrojo inicial, le costó al Atlético sujetar al Chelsea, especialmente a Eden Hazard. Cada balón que cogía el belga era un microinfarto para los rojiblancos, que se encontraron negados cuando llegaron a la frontal del área rival, lo que ocurrió poco en la primera parte.

Morata tuvo hasta tres tiros que repelió Oblak, pero el festival del esloveno llegó con un derechazo de Zappacosta que obligó a estirar sus 189 centímetros a contrapié para salvar el 1-0. Con una defensa inédita, sin Godín (entró Lucas) y Giménez en el lateral, el Atlético sufrió con Hazard descolgándose y con el poderío en el centro del campo de Kanté, un jugador descomunal, y Bakayoko. Arriba, poca dinamita. Sin embargo, el empate a cero al descanso parecía el escenario ideal para los visitantes.

Y, aunque el Chelsea estuvo muy cerca de romper el muro de Oblak por medio de Morata y Hazard, en dos estallidos, el Atlético se puso por delante. Filipe avisó con un trallazo al palo y después Saúl abrió la lata, cabeceando un balón peinado por Torres en el primer palo, en un córner. Pero era demasiado tarde: entre ambas acciones Perotti marcaba el 1-0 para la Roma, el gol que acabó con las esperanzas de los colchoneros.

El Chelsea tuvo que reaccionar, y la entrada de Pedro le ayudó a ello. El de Abades fue un incordio para la defensa rojiblanca y con su movilidad supuso siempre un peligro extra, unido a Hazard. Christensen la tuvo de cabeza, pero fue el mediapunta el que, después de burlar por enésima vez a un zaguero rival, disparó potente y se encontró con la decisiva e involuntaria ayuda de Savic, que metió el balón en su arco.

El empate no era suficiente para ninguno de los dos, pero el marcador ya no se movió. Oblak le negó el gol a Morata y después William a sí mismo fallando un tiro con todo a favor. Griezmann, por su parte, no llegó al centro de Correa. Sin opción alguna de hacer alquimia, el Atlético se fue de la Champions League. Lo hizo a su manera, matando, castigando al Chelsea con la segunda plaza de grupo. Escuálido consuelo.

Ficha técnica:

--RESULTADO: CHELSEA, 1 - ATLÉTICO DE MADRID, 1 (0-0, al descanso)

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Giménez (Vietto, min.79), Savic, Lucas Hernández, Filipe Luis; Gabi (Correa, min.78), Koke, Thomas, Saúl, Griezmann y Torres (Carrasco, min.57).

CHELSEA: Courtois; Azpilicueta, Christensen, Cahill; Zappacosta (Willian, min.73), Moses, Kanté, Bakayoko (Pedro, min.64), Fábregas; Hazard y Morata (Batsuhayi, min.81).

--GOL.

  • 0 - 1, min.56: Saúl.
  • 1 - 1, min.75: Savic, en propia puerta.

--ÁRBITRO: Danny Makkelie (HOL). Amonestó a Zappacosta (min.51) por el Chelsea y a Lucas Hernández (min.15) por el Atlético de Madrid.

--ESTADIO: Stamford Bridge.