24por7
Zinedine Zidane (REAL MADRID). RM
El técnico francés evita hablar de fichajes y asegura que la lesión de Benzema fue en el clásico, no antes o durante las vacaciones

El 2018 solo tiene tres días de vida pero ya ha dejado un pequeño enredo en el Real Madrid.

La misteriosa lesión de Benzema ha centrado la primera rueda de prensa del año de Zidane, en la previa del partido copero frente al Numancia de mañana.

Hasta en seis ocasiones tuvo que explica el galo cómo se lastimó el ariete blanco:

«Benzema se lesiona en el clásico y en el vestuario nos lo hace ver, tras finalizar el partido, que se ha resentido de algo, que tiene molestias. No le damos más importancia, pero a la vuelta de vacaciones se le hace una prueba y es cuando nos damos cuenta que es algo importante. Pero ni se lesionó antes del clásico ni durante las vacaciones. Me fío de él».

Explica Rubén Cañizares en 'ABC' este 3 de enero de 2018, que el mercado de fichajes, abierto desde el lunes hasta el próximo 31 de enero, fue otro de los temas candentes en la comparecencia de Zidane.

El técnico blanco mantuvo ayer una reunión en Valdebebas con Florentino y José Ángel Sánchez, en la que entre otras cosas se habló de posibles refuerzos, pero el entrenador prefirió esconder sus cartas y elogiar a su plantilla:

«Hoy en día no va a haber fichajes, pero luego hasta el 31 puede pasar de todo. Yo no quiero que salga ningún jugador de esta plantilla. Yo la he montado el pasado verano y asumo esta responsabilidad. A los Reyes le pido salud, no un portero o un delantero. Estoy contento con mi plantilla. Pase lo que pase quiero pelear con ellos hasta el final».

Zidane sabe que tiene por delante cinco meses duros de competición en los que hay en juego tres títulos, y uno de ellos, la Liga, está muy complicado por la amplia diferencia respecto al Barcelona. Aún así, lanza un mensaje de ADN blanco:

«El equipo está con ilusión y confianza, que es lo más importante. Quedan tres competiciones y vamos a pelear por todas. El Madrid nunca se rinde».

Serán cinco meses que se inician mañana con el segundo aniversario de Zidane como entrenador del Real Madrid. Dos años de éxitos que no evitan la cautela del técnico francés, sabedor de la exigencia del club blanco:

«Solo me centro en estos meses de temporada. El futuro ya veremos. Tengo la energía necesaria e ilusión, pero aquí nunca sabes cuánto tiempo vas a estar».