24por7
Los jugadores del Real Madrid, Lucas Vázquez y Sergio Ramos. EF

Quedan tres días y la cosa está que arde. Los madridistas confían en el espíritu blanco, pero los que llegan son tremendos.

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, reconoció que después del 4-0 antes del descanso el equipo ya empezó a pensar en el PSG porque en ese duelo de Champions el equipo se juega la "vida". 

A tope desde el inicio

“Desde el primer minuto hemos salido a jugar al fútbol, a robar arriba el balón y a dificultar el movimiento de balón del rival. Es una diferencia grande cuando se trabaja unidos, y eso lo que tenemos que hacer siempre. Además,  de cara al gol hemos estado acertados y eso es importante. Antes del descanso estaba ya todo favorable para nosotros”.

En la Champions se juega la temporada

“Tras un 4-0 al descanso te mentiría si dijéramos que no pensábamos en el miércoles porque nos jugamos la temporada en ese partido. El objetivo era ganar y tener confianza de cara a ese partido tan importante”.

Darlo todo siempre

“El fútbol se basa en intensidad y actitud. Eso no puede faltar nunca. Cuando el partido termina te tienes que ir orgulloso de haberlo dado todo aunque las cosas no te hayan salido a la perfección”.

Apoyo de la afición

“Nunca hemos sido nadie sin la gente. Necesitamos a la afición para meterle presión al rival. Debemos intentar dejar los pitos a los compañeros y mantenernos todos unidos para lograr los objetivos”.