24por7

El 2 a 1 del Real Madrid sobre el ParIs Saint-Germain (PSG) de este martes dejó al conjunto parisino con la bronca de no haber podido avanzar en la Champions League más allá de los octavos de final, luego de años realizando fuertes inversiones para mejorar su plantilla. Entre los jugadores que no pudieron esconder su enojo se destacó Dani Alves, quien se descargó con Cristiano Ronaldo.

El lateral brasileño y la estrella de Portugal arrastran una serie de antecedentes que comenzaron en la etapa que el defensor vestía la camiseta del Barcelona y le tocaba marcar al delantero del conjunto merengue. Dos viejos conocidos volvieron a enfrentarse, según recoge Infobae.

Alves quiso provocar a Ronaldo durante todo el cotejo y por momentos lo logró. Cuando el marcador aún estaba 0-0, el luso le tiró una patada que pudo haberle costado caro, de no ser porque le pasó lejos al cuerpo del brasileño.

Con el correr de los minutos y el triunfo del Real Madrid, el lateral perdió los cabales y optó por una provocación menos violenta que un empujón o un agarrón y más desagradable. Durante un tiro de esquina, se limpió la nariz con la mano izquierda y luego dejó los restos en la manga del máximo goleador de la historia de la Champions League