24por7
Luis Enrique RS

“Si no les gusta mi estilo, me importa un bledo, por decirlo de una manera educada”. Y ya está. No hay más que decir. Con esta frase, Luis Enrique resumió, hace tiempo y en pocas palabras, su filosofía de vida. Él tiene su carácter, su forma de ser y su modo de hacer las cosas. A partir de ahí, que cada uno que piense lo que quiera. Nunca ha pretendido llevarse bien con todo el mundo, ni siquiera lo ha intentado. Para qué. Es antimadridista y odia a la prensa, así de simple. Y sí, ha tenido problemas con ella. “Lo sabemos y esperemos que sea diferente”, reconocía el presidente de la Federación, Luis Rubiales, en su nombramiento como seleccionador. Ya se verá, según recoge David Palomo en El Español.

A sus 48 años, es difícil que cambie. Sus frases están ahí, en la hemeroteca, para ejemplificar cómo es. Pero hasta ahora no pasaba nada. Ser antimadridista en el Barcelona es lo normal, pero en España representa a todos, a los que visten de blanco y a los azulgranas. Y, también, a todo el país, a pesar de su creencia en la superioridad de los catalanes. “Ellos son la hostia, están muy adelantados a lo que es España, en general”, confesó no hace tanto, en una entrevista publicada en Youtube con el ciclista Ibon Zugasti.

Todo eso ha levantado suspicacias en algunos aficionados. Sobre todo, en los madridistas. En los últimos años, el seleccionador había sido un hombre poco conflictivo. Del Bosque y Lopetegui eludían las polémicas. Y Luis Aragonés, aunque más incendiario, tampoco estaba tan marcado. Si acaso, el que más se le parece en carácter y en revuelo mediático es Clemente, aunque ‘Lucho’ todavía esté a mucha distancia de él. Lo que es una certeza es que con Luis Enrique cambia la política comunicativa de España, que hasta ahora concedía regularmente entrevistas a los periodistas –incluso con el seleccionador–. Desde ahora, aunque no esté confirmado, podría ser diferente.

VÍDEO DESTACADO: Luis Enrique lo pagó con TV3: "A ver si las preguntas son del mismo tono en las victorias..."