24por7
Florentino Pérez YT
A pesar de las circunstancias que se están dando en el mercado de fichajes en los últimos tiempos (los cinco fichajes más caros de la historia se han producido en apenas un año), el Real Madrid no ha perdido el liderazgo en lo económico que siempre ha tenido de la mano de Florentino Pérez. Una cosa es no despilfarrar el dinero y no entrar en una vorágine peligrosa y otra muy distinta es no poder hacerlo. El club blanco, si quisiera, podría entrar perfectamente pero la cuestión es que no quiere y no debe porque no es un modelo sostenible a lo largo del tiempo (si no que se lo pregunten a Bartomeu), según recoge Raúl Gutiérrez en defensacentral.

Así lo considera el presidente del Real Madrid, que si de algo sabe es precisamente de cuentas. La gestión del máximo dirigente del club blanco está siendo brillante y busca un objetivo principal: que la entidad merengue no termine en manos inadecuadas por culpa de las deudas. Ésa es la razón por la que Florentino ha decidido limitar los gastos en fichajes desde 2014, fecha en la que ya empezaba a barruntar lo que se avecinaba. Lo que está sucediendo este verano no es casualidad.

Cambio radical en el mundo del fútbol

"En el fútbol todo va a cambiar. Que el Real Madrid sea el club más valioso es algo que no sé si podremos aguantar mucho tiempo. Todos los clubes de Europa están empezando a tener propietarios externos muy ricos (...). Por eso hemos cambiado la estrategia de fichajes. Tenemos que tener a aquellos jugadores de España y del mundo que van a ser muy buenos. Les seguimos e invertimos pequeñas cantidades en ellos. Tenemos que empezar a reinventarnos para seguir compitiendo con los equipos que tienen tantísimo dinero", expresó el presidente en Cadena COPE en 2015.

Además del tema de los fichajes, el Real Madrid ha decidido limitar en la medida de lo posible los gastos en sueldos, implantando una escala salarial en la plantilla que controla el gasto. A pesar de todo, no es suficiente y el Real Madrid necesita generar más ingresos. De ahí que Florentino Pérez esté planteando la remodelación del Santiago Bernabéu como una oportunidad histórica para multiplicar los ingresos, tanto mediante la implantación de una serie de negocios en su interior como con el naming rights, o lo que es lo mismo, la cesión del nombre del estadio a cambio de una compensación económica que será millonaria. El objetivo final: seguir compitiendo, seguir ganando y continuar siendo la mayor leyenda de la historia del fútbol.

VÍDEO DESTACADO: Losantos se queja de su colaborador Azpitarte: "No me cuentas lo que va a hacer el Madrid, sino la propaganda de Florentino"