24por7
Marc Márquez. EF
Un triunfo más importante si cabe gracias al fiasco de Dovizioso, que sólo ha sido 13º.

Marc Márquez ha firmado una carrera perfecta para sus aspiraciones al título de MotoGP.

Su victoria en Australia, junto a la 13ª posición de Andrea Dovizioso, hacen que el español pueda proclamarse Campeón del Mundo ya en Malasia.

Valentino Rossi fue segundo tras un duelo para enmarcar con Johann Zarco. El podio lo completó Maverick Viñales superando al galo sobre la línea de meta.

El español ha firmado su sexto triunfo del año y, sumado al fiasco de Dovizioso, que sólo ha podido ser decimotercero, se encuentra a las puertas de su cuatro título en la clase reina y sexto en todas las categorías.

La diferencia en la general entre ambos ahora pasa a ser de 33 puntos, con lo que una victoria o un segundo puesto el próximo domingo en Malasia, independientemente de que allí ganara Dovizioso, haría campeón a Márquez.

En realidad, al de Honda le basta cualquier combinación que suponga no perder más de siete puntos respecto al de Ducati para finiquitar la temporada en Sepang, pero lo realmente importante es que ahora su ventaja es enorme y sólo una hecatombe podría apartarle del objetivo.