24por7
Marc Márquez. GP
Me da igual ganar el Mundial con seis victorias y él siete. Del campeón se acuerda todo el mundo siempre

Marc Márquez nunca ha querido posicionarse políticamente. Por eso, desde 2013, optó por exhibir la bandera de su club de fans, roja con el '93' de su dorsal, en lugar de la española, que provocaba cierta controversia en algunos ambientes.

Su club de fans había crecido mucho y le pareció mejor adoptar la enseña de sus más cercanos para evitar polémicas.

Pero en 2017, el tema de Cataluña lo polariza casi todo hoy en España y la pregunta tenía que saltar en su presentación en Cheste.

El piloto de Cervera fue inquirido por si paseará la bandera española si se proclama campeón el domingo en Cheste, como todo parece indicar, pues sólo necesita un undécimo para conseguirlo. Marc no quiso aclararlo del todo.

"Si gano el domingo, ya lo veremos, pero al final, la bandera que representa a mi gente es el 93. Para que se entienda".

En lo deportivo, Marc estaba relajado, al menos en apariencia. Sabe que lo tiene muy bien para ser campeón, pero busca no relajarse. No se entrenó con la moto en estos días por miedo a una caída.

Planteamiento del fin de semana: "El domingo veremos, una cosa importante es que pinta buen tiempo todo el fin de semana y esto es importante para nosotros. Luego veremos dónde estamos nosotros y dónde Dovizioso. Firmaría llegar cada año con 21 puntos de ventaja, que es muy buena. No quiero caer en el error o en la tentación de que está hecho.

La gente lo dice, pero el deporte y la vida son muy caprichosos y pueden pasar muchas cosas en cualquier momento. No quiero relajarme ni bajar un punto mi intensidad. Fiel al estilo que he tenido hasta ahora".

  • Presión: "Este campeonato lo puedo perder yo y lo puede ganar él. El que va delante con 21 puntos es el que tiene que gestionar la ventaja. Y Dovi tiene que arriesgar, sólo tiene una estrategia: ganar la carrera y esperar. Tengo suerte de depender de mí mismo".
  • Preparación en el equipo: "Se afronta igual o con más intensidad. Cada carrera sacamos el cien por cien. Hemos hecho las mismas reuniones, hemos hablado de lo mismo, salimos más o menos igual que siempre. Hasta el domingo después del 'warm up'. Luego veremos. He aprendido que es más importante un campeonato que una carrera en sí".
  • La forma de afrontar la cita decisiva: "Seguir con la normalidad. Las mismas entrevistas, los mismos eventos. Hay gente que cuando se juega un Mundial quiere estar encerrado y no salir de su motorhome. Al final esto te crea una situación de anormalidad. Tienes que seguir igual que siempre, con ganas locas de estar encima de la moto. Esta semana no he hecho moto para evitar riesgos. Si pasaba algo me mataban. Así que tengo más ganas que nunca de subirme a la moto".
  • ¿Qué es más improbable?: "Está claro que si acabo por detrás de la undécima plaza querrá decir que ha pasado algo, que me he caído o algo así. Estamos en un deporte que empezando por la mecánica, otros pilotos, situaciones, un error humano, pueden pasar muchas cosas. Y Dovi ha demostrado que puede ganar en cualquier circuito".
  • Menos triunfos: "Me da igual ganar el Mundial aunque yo tenga seis victorias y él siete. Si de aquí a un mes preguntas quién ha ganado en Valencia sólo se acordarán los forofos de la moto. Y de quién ha ganado el campeonato se acuerda todo el mundo siempre. Soy consciente de lo importante que es el título, pero si pasa algo no se acaba el mundo".
  • Carrera en mente: "De momento, no he planteado cómo puede ser el domingo. Sólo he planeado hasta después del warm up. Honestamente dependerá del nivel de Dovi. Si está para ganar será una estrategia y si le cuesta más será otra".
  • Malasia. "Lo que hice en Sepang me sirve para tener las cosas un poquito mejor aquí. En Malasia hubiese sido estar aquí nervioso y jugárselo a una. Después de Australia entendí que había que gestionar las carreras de manera diferente".
  • Domingo. "Es la última carrera, todos quieren ganar. Pedrosa se juega la cuarta plaza con Valentino. Dani va bien aquí. Soy consciente de que Dovi va a quedar delante de todas las Ducati. Porque tiene nivel y porque para una marca es lo más importante. Tengo la suerte de que dependo de mí mismo".