24por7
Angel Nieto en su quad. EF

El pasado 3 de agosto de 2017 toda España sufrió el mazazo tras conocer que el 12+1 veces campeón del mundo fallecía a los a los 70 años después de una semana hospitalizado en coma inducido a causa de un accidente de tráfico cuando conducía su quad por Ibiza.

La revista Interviú, que ha tenido acceso al documento, afirma que la mujer que golpeó por detrás el quad de Ángel Nieto no respetó la distancia de seguridad, aunque también queda patente que Nieto no llevaba el casco abrochado y que sus luces traseras estaban cubiertas de barro.

La conductora, que niega haber superado la distancia de seguridad, o ir más deprisa del límite, se enfrenta a una sanción que puede variar entre una multa de 200 euros o hasta cuatro años de cárcel, una vez sea juzgada.

Recordemos que eran las diez y media de la mañana cuando la Policía Local recibía el aviso del accidente. Una mujer alemana de 38 años que conducía un Fiat 600 blanco había golpeado por detrás a un quad cuyo conductor estaba muy grave.

Los agentes encontraron los vehículos implicados en el accidente fuera de la vía, por lo que se concluye que se cambiaron de lugar antes de la llegada de los policías. Tampoco se hallaron huellas ni otras pistas, por lo que recurrieron a los testigos que presenciaron el suceso.

Una mujer portuguesa que conducía su coche por el carril contrario al de Ángel Nieto declara en el atestado lo siguiente:

"El sentido contrario al mío circulaban un quad y un coche Fiat. Iban muy juntos. En un momento dado, el Fiat ha golpeado por detrás al quad y el conductor ha salido despedido".

El informe policial señala que la mujer no se percató de la baja velocidad a la que circulaba el campeón y le dio alcance, provocando que saliera proyectado hacia la parte delantera.

Después, el quad, ya sin su conductor, impactó levemente contra un camión.

La conductora alemana, residente en la isla, que se dirigía en aquel momento a recoger a sus hijos, niega los hechos y alega que el impacto se debió a un frenazo del quad que le precedía:

"Había unos tres metros de distancia respecto del vehículo que me precedía, él ha frenado de golpe y entonces he frenado yo también, pero ya no he podido hacer nada".

El informe policial también recoge que la carretera por la que circulaban tenía buena visibilidad y se conservaba en buen estado:

"Seca y libre de obstáculos".

Respecto a la velocidad, la testigo declaró que el piloto "circulaba a una velocidad moderada", mientras que la conductora lo hacía "a más de 40 kilómetros por hora".

Algo que, de nuevo, ha querido negar la alemana, que asegura que conducía "con la primera marcha engranada".

La alemana no pudo ver las luces del freno del quad, lo cual concuerda con el informe policial, ya que "tanto la luz de posición trasera como la luz de frenado" del quad:

"se encontraban tapadas por barro, impidiendo su visualización por los demás usuarios de la vía".

Además, el intermitente trasero derecho se encontraba desprendido de su posición natural, aunque funcionaba, pero "dificultando su visibilidad". Este punto es relevante dado que Ángel Nieto se disponía precisamente a girar a la derecha en el momento de la colisión. Además, el piloto viajaba con el casco puesto, pero desabrochado.