24por7
Valentino Rossi. GP
La pérdida del gran referente para MotoGP llegaría en mal momento

El cielo cae sobre MotoGP. Valentino Rossi, el icono que rebasa las fronteras mediáticas del Mundial, quien llena todos los circuitos de sus amarillísimos fans, podría retirarse en 2018.

Al concluir la próxima temporada el italiano acaba contrato con Yamaha y, si no renueva, sumirá al campeonato en una prolongada crisis. Sería el peor momento para su adiós.

Por una parte, en los últimos años, los enfrentamientos del italiano con Jorge Lorenzo o Marc Márquez han negado cualquier traspaso de seguidores, más bien todo lo contrario: muchos repudian a los ídolos que se quedarán.

Por otra, la venta de los derechos audiovisuales a canales de cable en varios países ha hecho que el Mundial se aleje del público en general en pos de cierta especialización. Así, sin referente y sin masas, el seguimiento planetario del certamen sólo podría caer en picado.

La organizadora, Dorna, confía en que, como ocurrió con Rossi después de Mick Doohan, algún joven eleve el interés en medio plazo, pero sólo asoma un candidato: Maverick Viñales.

Por eso, 2018 será crucial. A los casi 39 años, el italiano debe renovar sí o sí para la supervivencia del campeonato. Y esta vez sus dudas son exageradas. Hace dos años, después de la patadísima a Márquez, de casi celebrar su octavo título de MotoGP, firmó la primera oferta que le presentó Yamaha en una jugada maestra que acabó con Lorenzo en Ducati. La próxima temporada no renovará tan rápido.

 

VÍDEO DESTACADO: Marc Márquez cuenta su secreto para triunfar en Moto GP