24por7
Bauke Mollema se ha adjudicado la 15ª etapa del Tour 2017. TF

El Macizo Central no decidió nada, aunque estuvo a punto de hacerlo. El Ag2r de Romain Bardet dejó cortado a Chris Froome en un descenso, puso al maillot amarillo contra las cuerdas con una maniobra brillante, acompañada también de una avería del líder, pero no supo rematar la faena.

El británico se reintegró y salvó el desafío. Eso sí: con el susto en el cuerpo.

El vencedor de la etapa fue un ilustre, Bauke Mollema, compañero de Alberto Contador en el Trek, el más resolutivo en una numerosa fuga que llegó a tener 28 corredores. Es su primera victoria en el Tour.

El reconoció que pasó "mucho estrés" cuando sufrió un problema mecánico en el momento en el que el AG2R aceleraba el pelotón de favoritos en la decimoquinta etapa y se mostró satisfecho de haber superado "un gran susto".

"Tenía un problema en la rueda trasera, estaba rota. Mi compañero Kwiatkowski se ha parado y me ha dado la rueda porque el coche estaba lejos. Hemos dado el máximo para volver a la cabeza".

Froome agradeció el trabajo de sus compañeros "Sergio Henao y Mikel Nieve" por haberle subido hasta el grupo "y también de Mikel Landa, que ha esperado".

"Ha sido un momento de estrés, pensaba que no podría llegar a la cabeza de carrera", señaló el británico nacido en Kenia.

Pese a ese susto, Froome aseguró que están en buena situación para afrontar la última semana del Tour, que encara con 18 segundos de renta sobre el italiano Fabio Aru, 23 con el francés Romain Bardet y 29 con el colombiano Rigoberto Urán.

"Son ellos los que tienen que atacar para tratar de sacarme más tiempo antes de la contrarreloj. Nosotros estamos en buena situación"