24por7
El español Alberto Contador. PD
Atacó en el Torcal y recortó 21 segundos al grupo de Nibali y 41" a Froome, que sufrió una avería y una caída en el descenso

Alberto Contador no descansa.

Iba este 31 de agosto de 2017 el pelotón tranquilo, con la fuga ya hecha y consolidada, en una jornada de respiro tras la inmensa batalla de Calar Alto.

Pero el Torcal, que se coronaba a 17 kilómetros de la meta de Antequera, era una tentación demasiado golosa para un ciclista rebelde, para la imaginación de un campeón que inventa ataques cuando nadie los espera.

No hay descanso, ya descansará cuando se retire del ciclismo al término de esta Vuelta a España. Su ataque prendió la mecha.

Y los posteriores infortunios de Chris Froome en el descenso, una avería y una caída, incendiaron la última parte de la duodécima etapa. Contador llegó con 21 segundos sobre el grupo de Vincenzo Nibali y con 41" sobre el maillot rojo.

Hacía 7:25 minutos que un polaco residente en Granada,Tomasz Marczynski, había conquistado su segunda victoria en esta edición. Otro héroe de la jornada.