24por7

Pocas veces se ve sobre un campo de golf lo que le ocurrió a Jon Rahm en su recorrido del día durante el Waste Management Phoenix Open que está disputando en Estados Unidos. El jugador español vio cómo su golpe de aproximación dejaba la bola en un lugar muy diferente.

La fortuna quiso que la bola del español golpeara otra que había en el green, desplazándola muy lejos del hoyo. Una carambola tan perfecta como inesperada, que dejó sin palabras al aspirante al número uno, según recoge ABC.

Rahm, que no se lo podía creer, miraba una y otra vez hacia el hoyo como buscando una explicación que no iba más allá que un simple golpe de suerte.

Fuente: ABC/Leer más