24por7
Delegación noruega RS

Los cocineros de la delegación noruega en los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang, en Corea del Sur, han recibido esta semana 13.500 huevos de más: un error a la hora de traducir el pedido, que era de 1.500 huevos, ha provocado que el equipo de Noruega reciba 15.000. "Llegó un camión repleto de huevos'", ha explicado el chef Stale Johansen a la agencia de noticias noruega NTB. "Estábamos bastante sorprendidos cuando entraron a dejarlos: ¡eso nunca acababa, era increíble!", ha contado el cocinero.

A los deportistas noruegos no les faltarán proteínas. Después de que el equipo añadiese un cero de más a la hora de traducir el pedido al coreano -por eso la cantidad pasó de 1.500 a 15.000-, para la delegación, compuesta por 121 personas, los 15.000 huevos hacen una media 124 por persona durante la duración de los Juegos. Por tanto, cada uno debería comer ocho al día para vaciar la despensa. "Había un cero de más en el pedido", explicó Tore Ovrebo, el jefe de la delegación. "Probablemente los utilizaremos [los huevos], o quizá los proveedores los recuperarán. No es un gran problema".

Los Juegos Olímpicos de Invierno comenzaron hace un par de días con una inauguración en la que las dos Coreas desfilaron juntas, bajo la bandera de la unificación, por primera vez desde los juegos asiáticos de invierno en 2007. Los dos abanderados fueron la jugadora de hockey del norte Huang Chun-gum y el piloto de bobsleigh Won Yun-jong, que encabezaron a más de un centenar de atletas bajo la enseña blanca y azul, con la silueta de la península coreana. Todos ellos, norcoreanos y surcoreanos, portaban el mismo uniforme oficial, patrocinado por una marca estadounidense.

VÍDEO DESTACADO: Curling Olímpico