24por7
Grigor Dimitrov. RG

Un caballero con todas las de la ley. Elegante en el juego, altivo en la derrota y generoso en la victoria. Ese es Grigor Dimitrov.

El deporte es ganar, perder y todo lo que hay entre medio. También, o sobre todo, las muestras de compañerismo que nacen espontáneamente y que, son la mayoría. 

Dimitrov no se lo pensó mucho para dejar el punto y socorrer a su rival, Kyle Edmund, cuando este cayó al suelo tras torcerse el tobillo.

El búlgaro saltó la red y ayudó al británico a levantarse y lo acompañó a la silla para que se recuperara.

Después de unos minutos el partido continuó y acabó ganando Dimitrov por 6-3, 6-7 (3) y 6-4 y jugará la final del ATP Brisbane, preparatorio para el Abierto de Australia, contra Nick Kyrgios.

Pero el búlgaro también salió ganador en compañerismo y ejemplo, más importante que el deporte.