24por7

Tras casi cuatro horas de juego, Marin Cilic dio uno de los golpes del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año, al eliminar a Rafael Nadal, actual número uno del mundo. El croata se impuso por 3-6, 6-3, 6-7, 6-2 y 2-0 (se retiró el español).

Rafa sufrió una molestia muscular en su pierna derecha cuando caía por 4-1 en el cuarto set. En ese momento fue atendido y decidió seguir jugando, pero al inicio del quinto set optó por retirarse, según recoge Infobae.

Una vez consumada su victoria, el balcánico, la sexta mejor raqueta del planeta, tuvo un repudiable gesto al celebrar de manera efusiva su victoria. Cilic se acercó al centro de la cancha y con su puño cerrado emitió un fuerte grito de cara a su cuerpo técnico para festejar.

Nadal, por su parte, se marchó del estadio fastidioso y con gestos de dolor. El español, aunque seguirá siendo el mejor en el ranking ATP, perderá varios puntos, debido a que defendía haber llegado a la final la temporada pasada.

El croata, por su parte, ahora se medirá en semifinales ante el británico Kyle Edmund, quien viene de dejar en el camino al búlgaro Grigor Dimitrov por 6-4, 6-3, 3-6 y 6-4.

Fuente: Infobae/Leer más