24por7
Chung con ampollas en el pie. TB

Han ayudado las lesiones Federer, las de sus rivales, pero el tenis es así y bastante mérito tiene Roger en seguir intacto, porque es más viejo que Nadal, retirado con un músculo hecho pedazos y mucho más que el coreano Chung, quien abandonó con un pie hecho fosfatina.

El número 58 del mundo se vio obligado a abandonar el partido de las semifinales del Abierto de Australia ante el suizo Roger Federer después de sufrir una dolorosa lesión en su pie izquierdo, producto de sus múltiples ampollas.

La joven promesa aguantó alrededor de 62 minutos en la cancha y, con un 1-6 y 2-5 en contra, se retiró del Rod Laver Arena. Cuando se estaba disputando el quinto game del segundo set, pidió asistencia médica, pero no pudo continuar.

"Esta noche intenté llevar mi energía al máximo en la cancha de tenis, como de costumbre. Sin embargo, tuve que tomar una decisión difícil, dado que no pude competir al 100% contra Roger", escribió el asiático en su cuenta de Instagram junto a una imagen de su pie accidentado.

Chung, quien le deseó "la mejor de las suertes a Roger Federer", explicó al salir del campo:

"Me pasan muchas cosas por la cabeza, pero hice lo correcto. Realmente duele mucho, ya no puedo ni caminar. Si me quedaba en la cancha, tampoco iba a ser bueno para los fans".

En la conferencia de prensa, el próximo número 29 del ranking ATP le cedió la palabra a su agente Stuart Duguid:

"Es peor que unas ampollas normales. En los últimos días eran ampollas sobre ampollas. Tuvo que cortárselas, y ahora tiene esa zona en carne viva. Intentaron darle inyecciones para reducir el dolor, pero no funcionó".

Roger Federer entendió la decisión del joven de 21 años y aseguró que él también padeció lo mismo en el pasado:

"Llega un momento en el que no puedes más. En el primer set creo que transcurrió con normalidad, pero en el segundo ya comprobé que le pasaba algo".

"Fue un honor jugar con Roger una semifinal de Grand Slam. Aprendí mucho y disfruté de la atmósfera del partido. Me voy del torneo con mucha más confianza. Fue una gran experiencia y creo que jugué muy bien", sentenció Chung, que tras vencer a Alexander Zverev y a Novak Djokovic, se situará dentro del top 30 del mundo.