LoginLogin ClippingClipping SeguidoresSeguidores SeguidosSeguidos DesconectarDesconectar
3 segundos

Fotógrama de Pepe Sancho en Imperium, serie de Antena 3.

Antena 3

La serie de romanos se estrena con un mediocre 10,9% de share

clipping

'Imperium' se la pega en A3 pero ¿Es peor que 'Hispania' o realmente merece la pena?

Gran factura, solvente reparto e historia potente aunque irregular para el spin-off de de 'Hispania'

Sergio Espí, 06 de septiembre de 2012 a las 12:21

Necesitas el plugin de flash para visualizar este contenido

Instala Adobe Flash player

El 5 de septiembre de 2012 Antena3 estrenó la tan esperada continuación de 'Hispania'. Había cierta expectación pero la audiencia no ha respondido. Es una pena. La serie no está nada mal. ¿Qué ha ocurrido? ¿Podrá remontar?

La pregunta inicial debería ser: ¿Era necesario un spin-off de 'Hispania'? Cabe decir que nunca fui un fan de las aventuras de Viriato y sus amigos contra las tropas romanas. Le reconozco (y le admiro) el mérito. Por fin veía una serie española de época que no parecía un concurso de disfraces grabado en la Casa de Campo ('Águila Roja', por ejemplo). El guión era sólido, lo que es un eufemismo para decir que, al menos, no había chistes de 'caca, culo, pedo y pis' y que las tramas, si bien no eran muy sutiles, sí que estaban cargadas de matices.

'Hispania' dio un pasito más (pasito, que no paso) en nuestra ficción. Era un gran espectáculo y demostró el buen hacer de la que, hoy por hoy, es la productora que más mima su mercancía, Bambú Producciones.

Yo, particularmente, me desenganché pronto. Primero por tiempo y segundo porque cada vez que veía a Juanjo Ballesta, vestido con túnicas cortas y con su acento de Carabanchel Bajo, me daban ganas de ponerme hasta arriba de calimocho. Pero la audiencia respondió. Irregularmente pero respondió.

Cuando llegó la noticia de que se preparaba un spin-off pensé que era una idea precipitada. Ví los últimos capítulos de 'Hispania' y creo que el producto estaba agotado. No era necesario su estiramiento. Y debe ser que no sólo lo pensé yo, sino el resto de la audiencia puesto que el 5 de septiembre de 2012, el estreno de 'Imperium' se saldó con un pobre 10,9% de la cuota de pantalla.

Los motivos, varios. Al desgaste de la historia previa en la serie inicial, hay que sumarle que aún no todo el mundo ha vuelto de vacaciones y que Mediaset, como no podía ser de otra manera, hizo los deberes. T5 contraatacó con un especial sobre los niños de Córdoba (que se hizo con un 14%) y Cuatro se reservó para ese día la película 'Spanish Movie', que fue la que se llevó el gato al agua.

¿CÓMO ES IMPERIUM?

Pero, repetimos, hay que darle una oportunidad a 'Imperium'. No es un mal producto. Comencemos por el lado positivo. Como era de esperar, el aspecto técnico es intachable. La fotografía, la música, el vestuario y los decorados (éstos merecen un párrafo a parte) son de primer orden. Hay un trabajo de producción que sería la envídia de la mitad de los cineastas patrios (que Garci aprenda, por favor)

No soy amigo de las comparaciones y menos cuando sabes que vas a perder, pero aquí es inevitable. Ves 'Imperium' y recuerdas, por inercia, esa obra de arte llamada 'Roma' . Y no es casual, ya que ambas series están rodadas en los mismos estudios romanos de de Cinecittà, situados en la Vía Tuscolana. Los ambientes son los mismos, aunque con muchos menos medios de los que disponía la HBO por lo que los españoles, injustamente, salen perdiendo.

Y es que 'Imperium' no es 'Roma' no sólo porque ésta costaba unos 8 millones de dólares por capítulo sino porque la nuestra no pretende ser una guía histórica, algo que sí era la americana. Los de Bambú se han rendido al folletín, a los personajes anacrónicos y la imaginación más entretenida. No podían hacerlo de otra manera. Estamos en España, aquí nos gusta más que la chica no se quede con el chico que los asuntos estatales y las lecciones de antropología.

'Imperium' no oculta su naturaleza de culebrón (y bien que hace) aunque intente disfrazarlo con intrigas palaciegas y luchas de clases y adopte sus diálogos y sus criaturas a las costumbres modernas (uno no llega a creerse que un personaje como Cora exista en esa época).

Aquí nos reencontramos con viejos conocidos de 'Hispania'. La historia nos cuenta el regreso del malvado y sin escrúpulos Galba (estupendo Lluís Homar) a una Roma que le humilla y le condena prácticamente al ostracismo por su fracaso de la campaña de Numancia. Establecidas las bases del juego, el guión nos lleva por lugares que, si bien son comunes, se disfrutan con gusto: la venganza, los hijos ilegítimos, la recuperación dle poder, las luchas políticas, la violencia y el amor (aunque había que haber marcado más este aspecto. A veces, el piloto resultaba frío).

El primer capítulo intenta no caer en las aburridas presentaciones de personajes sino que se mete en harina en cuanto puede. Eso sí, debería haber terminado con la muerte de uno de los personajes principales y no con esos falsos finales que desinflan la tensión.

Aún con todo, les doy mi enhorabuena a sus creadores. No sé si me engancharé pero he de decirles a los perezosos que 'Imperium', aún siendo una segunda parte, puede verse sin saber de qué iba 'Hispania'. No hay excusas.

 


facebook

Los mejores videos
Publicidad
Periodista Digital, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05
Aviso Legal | Cláusula exención responsabilidad | sugerencias@periodistadigital.com | Copyleft 2000
Publicidad