El domingo 8 de enero de 2017, la primera gala de ‘Gran Hermano VIP5' se consolidó como el peor arranque de la historia del formato en cuanto audiencia se refiere. Lo grave no es esto sino que el reality, está muy bien. ¿Qué es lo que quiere realmente la audiencia? ¿Se está agotando un modelo televisivo?

EL PUNTO DE INFLEXIÓN: GH17

‘Gran Hermano 17' fue la edición menos vista de la historia del reality estrella de Mediaset. Todo el mundo quiso culpables. Unos señalaban al nuevo presentador- Jorge Javier Vázquez- otros al guion, y muchos a unos concursantes gruñones y sin vida.

La caída del que siempre ha sido el caballo de batalla de Telecinco, provocó que, por primera vez en más de dos años, la principal cadena de Mediaset perdiese un mes, el de diciembre de 2016, frente a Antena3.

Las alarmas estaban encendidas en la cadena de Fuencarral pero tenían un as en la manga: Gran hermano VIP 5, estrenado un par de semanas después que la versión con anónimos del reality.

EL CHASCO DE 'GH VIP 5'

'GHVIP5' era -y es- la mayor esperanza de Paolo Vasile para levantar la audiencia, y no es para menos. El casting, a priori, promete mucho. Hay para todos los públicos: viejas glorias de la tele, jóvenes guapos, personas que no te imaginarías que estuvieran ahí y muchos que pueden provocar todo un tsunami mediático fuera de la casa- Toño Sanchís, por ejemplo-.

Pero de repente, ocurrió lo inesperado. O no. El domingo 8 de enero de 2017, ‘GHVIP5' registró el peor arranque de la historia del formato: un 17,4% de share y menos de 2,3 millones de espectadores. Una noche más, el cine de Antna3 vapuleó a Telecinco en el prime-time.

El reality de famosos ha perdido 6 puntos y más de 800.000 espectadores con respecto a la edición anterior.

Estas son las audiencias de las primeras galas de la cinco ediciones de GH VIP:

GHVIP 1 (22/01/2004): 4.265.000 espectadores (27,7%)
GHVIP 2 (06/01/2005): 3.513.000 espectadores (27,5%)
GHVIP 3 (11/01/2015): 3.463.000 espectadores (23,7%)
GHVIP 4 (07/01/2016): 3.136.000 espectadores (23,4%)
GHVIP 5 (08/01/2017): 2.261.000 espectadores (17,4%)

Y lo curioso -o preocupante- es que el casting este año es estupendo. Para cualquier amante de los realities es oro puro. Mucho mejor que el del año pasado y sin embargo no ha convencido a priori.

También hay que matizar que, estamos hablando de la media pero que ese 8 de enero, ‘GH VIP consiguió, a las 22.51 horas, el minuto de oro con 3.194.000 millones y un 16.3% de cuota de pantalla. Pero luego se desinfló.

Sí, es el comienzo y obviamente puede mejorar pero es difícil. El dato de la primera gala implica que a la gente no le ha llamado la atención el casting lo suficiente como para darle una oportunidad. Eso siempre es malo.

¿TERELU ES LA SOLUCIÓN?

Para llamar a las masas, Telecinco le ha propuesto a Terelu Campos el participar en ‘GH VIP 5' durante una semana. ¿Para qué? Para cocinar y seguir riéndose de su extraña relación con la comida. Para eso y para ver cómo se enfrenta a Toño Sanchís, su exrepresentante y enemigo de media cadena.

Pero, ¿es Terelu la nueva Belén Esteban? ¿Podrá levantar ella solita lo que ha empezado mal? Puede ser pero ni de broma va a suponer el bombazo que fue la mal llamada princesa del pueblo en ‘GHVIP3'.

¿PROBLEMAS DE IDENTIDAD DE TELECINCO?

El problema va más allá de ‘GH'. Los gustos y las modas son cíclicas. Si los realities han dado un bajón, no pasa nada, se apuesta por otras cosas y a esperar a que pase el temporal. Pero Telecinco aquí cae en su propia trampa porque la cadena en sí es un reality.

Prácticamente todos los programas se viralizan entre sí. Se canibalizan unos a otros. Si uno cae, cae el resto (o gran parte).

Mediaset es un ecosistema propio que cosecha, alimenta, recoge y tira a sus propios personajes.

Y es que, en los últimos meses, no sólo ha caído ‘GH', sino también el ‘Deluxe' o ‘MyHyV' o ‘Tu casa es la mía' (que a partir de su segunda temporada, sus datos decayeron demasiado con respecto a la primera).

Estamos ante una crisis de identidad. ¿A la gente ya no le gustan tanto el corazón y las polémicas? ¿El sensacionalismo ya no está de moda? No necesariamente.

Lo de Telecico siempre ha sido el sprint, no la carrera de fondo. Ahí se explotan los formatos hasta el límite. No se cuida la fidelidad de la audiencia, se le da lo que pide hasta que se empache y punto pero, primero, la rentabilidad de rellenar la parrilla con programas tan largos es evidente. No en el caso de ‘GH' o ‘SV' (que tienen unos costes más elevados) pero sí con el ‘Deluxe' o ‘MyHyV' (si lo comparas con una serie o un talent, son una ganga).

Por otro lado, ‘Sálvame', (epicentro de casi toda la parrilla) sigue funcionando de maravilla. Significa esto que el modelo televisivo de Telecinco sigue vivo pero hay que cuidarlo mejor.

Telecinco puede tener muchos detractores pero llevan años siendo líderes anuales y son los que más ruido hacen en la calle. Por algo será.

Y otra cosa, me niego a vivir en un país donde se imponga, por moda, un tipo de televisión didáctica, familiar, y políticamente correcta. Hoy por hoy, si se quiere ver corazón, sólo nos sirve Telecinco. ¿Por qué habría que terminar? Sólo desaparecerá si no les sale rentable. Sería una pena.

¿QUÉ SE PUEDE HACER CON ‘GH VIP 5'?

Que aprendan de sus errores. Lo primero que habría que hacer, visto el resultado de la primera gala, es cancelar ya mismo los debates especiales de los martes y los domingos. Ya pasó con 'GH17' y fracasó. Por muchas cosas que pasen en la Casa de Guadalix, no dan para tres galas semanales. Con eso se consigue saturar, cansar, aburrir. Si luego, la cosa mejora, pues que exploten lo que quieran.

Pero claro, otra vez estamos con el dinero. Salen más baratos los debates que estrenar una serie. Cualquier producto, haya costado lo que haya costado, sólo contabiliza económicamente una vez se emite. Por ello se dice a veces que no hay dinero para "estrenar" una serie , por ejemplo. Y por ello muchas tardan años en ver la luz. Si no se estrenan, no salen en las cuentas anuales y, al final, las cifras cuadran mejor. En realidad es un mero formalismo.

Y en cuanto al modelo de Mediaset en general, por ahora no hay que alarmarse mucho. Pueden convivir diferentes formatos, diversificarse la parrilla. Mezclemos lo que hay con más ficción, más programas de entretenimiento familiar, más debates serios... El caso es probar. Miren el ejemplo de ‘First Dates', tardaron años en dar con un programa para ese horario pero con este acertaron de lleno.

Galería de imágenes: