'Sé quién eres'.

Por fin. Por fin Telecinco ha vuelto a apostar por las series, peor no por cualquiera. 'Sé quién eres' es el nuevo thriller de Mediaset. Un producto mimado peor que parte de una premisa, a priori, floja. Lo mejor: que promete dar mucho, muchísimo más. Estamos impacientes.

La tenía guardada en el cajón desde hace un año y por fin, Telecinco ha decidido estrenarla. Con 'Sé quién eres' esperamos que la cadena de Fuencarral regrese de lleno a la ficción y deje reposar a los realities y los programas de corazón que tantos disgustos le están dado últimamente.

Telecinco fue, durante años, la que marcaba los ritmos de la ficción en España. Muchos fueron productos con algo nuevo que decir que arriesgaban y creaban escuela. Ahora, es A3 la reina de las series pero con 'Sé quién eres', Mediaset quiere recuperar el reinado perdido. ¿Es para tanto? Sí y no.

'Sé quién eres' se ha vendido como la serie de Pau Freixas, como si fuese un producto de autor y el director catalán hubiese tenido la última palabra de cada decisión creativa. Sabiendo cómo se las gastan en Mediaset y cómo es Paolo Vasile con sus productos, lo dudamos, pero todo puede ser...

Lo que es incuestionable es que la serie, al menos el piloto, tiene algo de ejercicio de estilo. Técnicamente está muy cuidada, es sutil, oscura, no hay subrayados argumentales y hay cierta, sólo cierta, flexibilidad en el tono (algo muy poco común en estas tierras, donde todas las series son o comedias locas, o dramas muy intensos).

Puede que uno ya se haya visto demasiados thrillers pero, a voz de pronto, la excusa argumental de la serie se me empacha como algo ya visto, aunque eso, de por sí, no tiene por qué ser un desastre.

La historia tiene como eje central a Elias (Francesc Garrido) un abogado maquiavélico, odioso y brillante que, tras un accidente de coche ha perdido la memoria.

La cosa se complica cuando parecen indicios claros que apuntan a que es el responsable de la desaparición de Ana Saura, su sobrina.

Tendrá que demostrar su inocencia pero no sabe si es culpable, porque ni siquiera sabe quién es. La pregunta es: ¿es verdad que está amnésico o todo es una estrategia?

A partir de aquí, toda una galería de personajes y subtramas que prometen dar mucho de sí.

Y es que, eso es 'Sé quién eres': una promesa, una gratificante y lustrosa promesa. De momento, dan muchas ganas de seguir viéndola porque lo mejor que se puede decir de ella (o de cualquier serie que dure 70 minutos) es que sabe a poco. Se quiere más.

Y aunque tiene un casting de campanillas, decir que no todos están bien. De momento, Francesc Garrido, el prota, está demasiado encorsetado pero seguro que, en breve, va a sacar esa vena suya tan intensa y sobreactuada.

La misma que posee otra de las actrices principales, Aida Folch, la bella del cuento, que aunque sabe estar en su lugar, en la última secuencia del capítulo se marca todo un festival de histrionismo.

Blanca Portillo, la gran Portillo, hace lo que ya le hemos visto hacer pero que se le da de maravilla.

El resto están bien, hasta Martiño Rivas (pensé que nunca escribiría esto) pero, aunque me cae estupendamente, la más floja del reparto sería, sin duda, Eva Santolaria.

En poco más de dos semanas hemos dado la bienvenida a dos series muy parecidos pero competidoras.: 'Pulsaciones' (A3) y la que nos ocupa.

Y mientras que en la de Emilio Aragón todo es muy intenso, muy loco y muy arriesgado, en 'Sé quién eres' se ha apostado por la sobriedad, por los lugares comunes pero revisados con estilo y buen gusto.

Galería de imágenes: