Ni Aída Nizar, ni el romance de Ivonne Reyes con Sergio, ni ahora la entrada de Belén Esteban consiguen levantar 'Gran Hermano VIP 5', un reality que ya no tiene solución.

Como Aída Nizar sólo ha durado dos semanas dentro de la casa de Guadalix de la Sierra, la dirección de 'GH VIP 5' ha optado por su apuesta más segura. Belén Esteban. Pues ni con esas.

El 16 de enero de 2017, la mal llamada 'princesa del pueblo' entró como responsable de la prueba semanal tal y como hicieron antes sus compañeros de 'Sálvame', Terelu Campos y Kiko Matamoros.

Pero, curiosamente, ese día, la gala bajó 2,3 puntos con respecto la semana anterior, alcanzando un correcto pero decepcionante 17,9% de share.

Y eso que había cierto morbo por ver la reacción de Toño Sanchís ante la entrada de Belén Esteban en la casa pero claro, como no se van a ver (porque él, como expulsado, está en plató) y aunque se mandaron alguna que otra pullita, el momento fue totalmente decepcionante. De hecho, los concursantes apenas le presentaron atención a La Esteban cuando llegó. Como la audiencia...

EL TRIUNFO DE LA HOMOFOBIA

El eterno debate de 'GH': ¿Qué es censurable y qué no? ¿Cuándo un concursante ha de ser castigado y cuándo no? Anoche nos volvimos a preguntar todo esto cuando vimos a Alejandro Abad llamar "maricón" a Aless Gibaja y meterse con su forma de ser.

Nadie le dijo nada al productor musical. Nada. Y no sólo eso, se le recompensó por su 'hazaña', salvándole de la expulsión y mandando a Gibaja a casa. Increíble. ¿Todavía estamos así?

Gibaja se fue, y por un lado se lo merecía pero no por ser "un maricón", como le llama Abad sino porque, como concursante era cansino e inútil. No aportaba gran cosa, aunque casi nadie en esa casa lo hace.

Y a pesar de que Abad debería haber sido castigado por sus comentarios homófobos, lo cierto es que, por otro lado, es bueno que se quede. Es el ‘malo oficial' de edición. Sus broncas con la cada día más impertinente Elettra son antológicas.

AÍDA LA LÍA, OTRA VEZ

Cuando Aless fue expulsado, al que más se alegró en plató fue, cómo no, Aída Nizar, quien gritó:

Este hombre me ha hecho la vida imposible. Ha sido absolutamente cruel conmigo. Me gusta que Dios haya hecho justicia.

Pero lo mejor llegó cuando Aless llegó al plató y su padre le pidió permiso a Jordi González para hablar de los "seres oscuros" (Toño y Aída) que tanto daño le habían hecho a su hijo:

Me parece despreciable que seres oscuros monten este espectáculo. Yo pensaba que había personas que necesitaban ir a López Ibor (clínica psiquiátrica), pero no, necesitan un exorcismo.

Aída contestó:

A usted como padre le voy a respetar, pero yo a quien tengo que poner en su sitio es al Gibaja este.

Galería de imágenes: