El lunes 20 de marzo de 2017 se estrenará la tercera temporada de la serie de Antena3, 'Allí abajo', pero tres días antes, una de sus nuevas incorporaciones, la actirz Nerea Garmendia, ha ofrecido un aperitivo desnudándose en cuerpo y alma para la revista 'Primera Línea'.

La hemos visto en programas y series como 'Splash' (inolvidables sus armónicas saltos desde aquel trampolín,) 'Los hombres de Paco', donde se permitió el lujo de besar al por entonces deseadísimo Hugo Silva, o 'Amar en tiempos revueltos'. A sus 37 años, la actriz guipuzcoana celebra este mes su incorporación a la serie 'Allí abajo'. Donde interpretará a una chef que le hará la vida más difícil (en muchos sentidos...) al protagonista, Iñaki.

Hemos de añadir que, en el cara a cara, Nerea Garmendia es un encanto. Hace pocos día tuve la oportunidad de coincidir con ella en San Sebastián, en la presentación de la serie y de verdad que sorprende. Es cercana, extrovertida y divertida. Así que no nos extraña su entrevista en Primera Línea, publicación en la que se no sólo se ha desnudado sino en la que se ha confesado como nunca para Quique Jiménez, alias Torito.

En la entrevista que acompaña a las importantes fotos, Garmendia desvela que su madre fue compañera de colegio del televisivo chef Karlos Arguiñano, que su trayectoria hasta llegar a ser actriz no fue la habitual, pues ni trabajó como camarera ni pasó por la serie 'Hospital central' y que solo en una ocasión se permitió el lujo de hacer topless en la playa. Con tan mala suerte que la pillaron los paparazzi.

Pero, naturalmente, las preguntas de Torito acaban desembocando en la vida sexual de su invitada y es ahí donde Nerea se suelta:

Mi currículum sexual no es ni flojo ni pasado de rosca. Lo justo y necesario para saber cómo son los hombres y apreciar mejor lo que tengo en casa.

Casada con el actor Jesús Olmedo, Garmendia repasa su historial amoroso y confiesa que tuvo "una relación muy bonita con un actor" al que reconoce seguir "queriendo muchísimo", y, sobre todo, explica un secreto que parece inconfesable:

Estaba en un gimnasio de Los Ángeles y, de repente, tuve el típico cruce de miradas con un chico. Él se acercó y me preguntó si quería tomar algo. Yo sabía que era actor, pero con tanta sentadilla no lo ubicaba todavía. Los dos estábamos solteros, pero le dije que no al chaval. Aquel chico era Ryan Gosling.

Nerea Garmendia también habla en la entrevista de cuernos ("a veces creo que unos cuernos son necesarios para salvar una relación"), de mujeres ("nunca me he sentido atraida por una mujer") y de hombres ("me pone la inteligencia, el sentido común, la gente segura de sí misma"). Y, como es obvio, de sexo.

Por ejemplo, se define como "tradicional" en las relaciones sexuales, amante de "los momentos improvisados" para hacer el amor, dispuesta a "que me sorprendan dentro y fuera de la cama" y adicta al olor del cuello de su marido:

Si pudiera hacer un perfume con ese olor, mañana mismo lo patentaba.

La actriz vasca confiesa sin el menor rubor que su fantasía sexual es "esnifarme a mi marido entero", que "hasta una monja debería reconocer" que las mujeres se masturban y que el secreto para ser multiorgásmica es "tener una buena pareja".