El sábado 18 de marzo de 2017 Kiko Hernández regresó al 'Deluxe' tras ser padre de dos niñas. Por su puesto, el colaborador creó polémica y atacó a Lydia Lozano, quien dos días después, el lunes 20 de marzo, le respondió. Pero esta historia viene de lejos, de cuando Lozano difundió el cáncer que padeció Kiko. Fue entonces cuando su amistad se rompió.

Kiko Hernández reapareció en T5, en una estupenda estrategia de la cadena para posicionar el 'Deluxe' como líder en su nuevo día (Un acierto que además va acompañado de una revisión del formato necesaria).

Kiko volvió para hablar de lo feliz que era su nueva vida como padre de Abril y Jimena y de lo mal que lo pasó en EEUU al ver que sus hijas corrían peligro al ser prematuras.

Pero Kiko, muy listo, se encargó de que se hablara de su entrevista durante los días siguientes. ¿Cómo? acusando a su compañera, Lydia Lozano de no haber preguntado por las niñas desde que llegó a Madrid.

La colaboradora de 'Sálvame' explicó que se ha preocupado por su compañero, pero sólo le preguntó por él, no por las niñas. Ella sólo quería ser prudente en cuanto a sus preguntas para que no se sospechara de ella si había filtraciones.

Lydia tenía miedo de que, en caso de que alguna información sobre las mellizas saliera a la luz, no se la acusara a ella. Primero: esa es una actitud muy egocéntrica (Lydia es siempre la protagonista de todas las historias, aunque no sean suyas). Segundo: ¿Quién es tan retorcido como para adelantarse a posibles filtraciones? Pues alguien que ya traicionó una vez a su amigo.

Y es que, tal y como le reprochó Kiko Matamoros entre Lydia y Hernández hay un precedente.

EL CÁNCER DE KIKO Y LA TRAICIÓN DE LYDIA

Hablamos de algo que ocurrió en 2010. Hasta entonces, Kiko y Lydia eran muy amigos pero él le confesó, en privado, que había sufrido cáncer de páncreas, y ella, según él, lo difundió.

El cáncer de Kiko, por otro lado, ha dado mucho de qué hablar porque, desde hace años y desde distintos frentes (desde una antigua amiga suya a Pipi Estrada pasando por la mismísima Belén Esteban) se ha acusado al colaborador de inventarse su propia enfermedad.