Fue un programa duro, oscuro, inusual dentro de los que hace Bertín Osborne. El 17 de mayo de 2017, Rosa López fue la estrella invitada de 'Mi casa es la tuya' (T5) y allí confesó secretos que nunca se habían hecho públicos.

Desde que ganase la primera edición de 'Operación Triunfo' (TVE), la carrera de Rosa López ha sido irregular. Pareciera que no ha conseguido encontrar su hueco y su estilo dentro de la industria, eso por no hablar de sus miedos e inseguridades, que la han acompañado siempre.

El 17 de mayo de 2017, ante Bertín Osborne, López se sinceró como nunca y descubrimos las razones por las es cómo es, por las que es tan difícil entrevistarla (su discurso es disperso, sin sentido...) y por qué su carrera no ha ido como se esperaba.

Hay que decir que Osborne exprimió a su invitada. Prácticamente la 'obligó' a que le confesase las partes de su vida más duras.

Rosa comenzó diciendo que:

Te mentiría si te dijera que no he pensado jamás en abandonar mi carrera, Bertín

Cuando salí de OT no estaba preparada o, realmente, no me estaba gustando la sensación.

Vida solo tenemos una y, ¿cómo puede ser que una cosa que debería hacerte feliz no lo haga? Para mí sentirme así era un pecado. Toda la vida luchando, desde los 13 años cantando, aguantando cosas y todo sumado al gran esfuerzo de mi padre cuando ha luchado tanto por mí... Pensar en abandonar no me lo perdonaba ni yo

La ex concursante de 'TCMS 5' confesó que si en sus inicios conquistó al público era porque les estaba "engañando" al ocultar sus orígenes humildes. Y es que la granadina se avergonzaba de su pasado.

De su infancia y de su vida, Rosa dijo:

Yo era una niña muy rarita. Era muy feliz aunque no hemos tenido para comer. Por eso yo ayudaba a mi madre a limpiar.

Después de 'OT' hacía cosas que no me podía comprar en su momento. He ido a psicólogos, logopedas... Se me tiene que entender.

Yo he hablado cerrado porque no he salido de mi casa. O no puedo ver vídeos antiguos porque no se entienden. Hay cosas que me dan vergüenza y contar de dónde vienen mis padres es una de ellas.

Mi padre era agricultor y labraba el campo antes de casarse con mi madre.

Yo he luchado mucho por ser la única niña de mi familia. Mi abuela y mi madre me decían que una señorita tiene que recoger y tener su cuarto ordenado y yo estaba harta de que mis hermanos me dieran por culo. No tenía vida social. No salía nunca. Yo empecé a salir un poco antes de entrar a OT.

Tengo miedo a tener hijos porque todavía me tengo que cuidar yo. Estaba superprotegida por mis padres. Todavía estoy en el proceso de sentirme orgullosa de mí misma.

Necesito leer más y hacer más cosas. Son muchos años de correcciones y cosas que me han dicho

EL ERROR MÉDICO QUE CASI TERMINA CON SU CARRERA

Rosa rompió a llorar cuando le contó a Bertín que, por culpa de una negligencia médica casi se queda sin voz.

Yo estaba en una gira impresionante y lo que realmente pasó, lo que detonó esto, es que todo el mundo afirmaba que me quedé sin voz

Tenía una gira tremenda y mi voz estaba preparada, pero hubo un día que, yo no sé por qué, una chavala no paraba de preguntarme si estaba bien.

Ella tenía miedo a que fallara y se empeñó que estaba mal y que, por cojones, quería traer a un médico

Entonces llamó a un médico que creo que no era ni médico y me trajo al camerino y me dijo que solo me iba a ver.

Yo me acojoné cuando el tío abre el maletín y me doy cuenta que rueda un bote colorcillo azul y blanco. No sé qué coño era eso. No sé qué me pincharon en el culo, pero desde ese día...

En el primer concierto me fue bien, el siguiente también, pero en el tercero durante la sexta canción no es que no pudiera cantar, es que me asfixiaba. Me pasé 8 meses en casa sin poder hablar.

Por último, Rosa le confesó a Bertín que lleva dos años sin estar (sexualmente) con un hombre.