El 15 de junio de 2017. 'Supervivientes 2017' vivió uno de los mayores sustos de la temporada. El cocinero José Luis tuvo que ser hospitalizado en directo por un cólico nefrítico. Por otro lado, Bigote Arrocet se fue, convirtiéndose, sin duda, en el peor concursante de esta edición.

ADIÓS A BIGOTE

Era evidente que el quinto expulsado de 'Supervivientes 2017' iba a ser Bigote Arrocet. La semana anterior, fue desterrado al palafito donde se pasó 7 días solo y , al final, se ha ido a casa para estar con su querida María Teresa Campos.

Pero la expulsión de Bigote es también el fracaso de su novia ante la audiencia. María Teresa ha rogado, se ha vendido he incluso ha declarado su amor y ni con esas, el público le ha hecho caso.

La pregunta es: ¿Quién es el responsable del fracaso de Bigote en 'SV'? ¿De él mismo o de 'Sálvame'? En el programa de T5 se ha hecho una campaña feroz en contra del humorista. Incñuso el presentador de ambos espacios, Jorge Javier Vázquez, se ha posicionado en contra del chileno.

Pero es que, en realidad, Bigote se merece ese linchamiento y más. Sin duda, su participación en el reality ha sido una auténtica tomadura de pelo. No ha hecho nada. Le han mimado y cuidado como a nadie y él se ha limitado a dormir y a quejarse.

Eso sí, la semana que viene, cuando Arrocet regrese y se entere de todo, incluido el ictus de maría Teresa, el programa va a batir récords de audiencia.

EL GRAN SUSTO DE JOSÉ LUIS

No sólo fue el momento más tenso de la noche, sino uno de los más preocupantes del año. Estabamos en la Palapa asistiendo a una bronca escalofriante entre José Luis y Laura Matamoros cuando la conexión con Honduras se cortó inesperadamente. Pensábamos que era un problema técnico como el que pasó en el Debate del domingo anterior pero no era eso.

Lara Álvarez explicó que:

José Luis está siendo atendido por el equipo médico. Está en las mejores manos. Por lo que parece está sufriendo un pequeño cólico, aunque no se sabe todavía lo que tiene.

El cocinero había sufrido un cólico nefrítico y su mujer, en el plató, se puso muy nerviosa aunque Jorge Javier quiso quitarle importancia con sus inoportunas bromas.

Lara Álvarez explicó que el concursante había llegado al reality con piedras en el riñón, y que tras las nominaciones lo trasladarían al hospital para hacerle las pruebas pertinentes