Una buena historieta de esas que gustan en Telecinco se engendró este 19 de junio de 2017 en 'All you need is love... O no' -ya era hora de que en el programa de Risto pasase algo digno de mencionar-, con la veterana italiana y mediática Antonia Dell'Atte hablando por teléfono Ana Obregón, su archienemiga y segunda mujer de su exmarido Alessandro Lecquio.

Tras años de enemistad, ahora parece que ambas mujeres se llevan a las mil maravillas... O no.

Antonia Dell'Atte llevaba 12 años sin aparecer en un plató de Telecinco y el 19 de junio de 2017 lo hizo en el fracasado y nuevo vehículo de Risto Mejide para sumergirse de lleno en la prensa rosa, 'All you need is love... O no'.

La modelo italiana entró como la diva que es: extravagante, ruidosa y algo falsa. Lo primero que le preguntó Risto es por qué hacía 12 años que no pisaba un plató de Mediaset. Ella contestó:

Acabé con Telecinco tras una entrevista sublime que me hicieron en La Noria. Era una época de gran lucha y me metía con todos. Hacía mucha justicia yo sola.

Estar alejada 12 años de la televisión me ha dado una serenidad que me di cuenta que se puede vivir muy bien con poco y lo poco es mucho en la vida.

Y luego llegó el momento de la venganza. La exmujer de Alessandro Lecquio fustigó (literalmente pero con sorna) a Risto por problemas en el pasado. A la italiana no le sentaron bien unos comentarios que el presentador hizo de su hijo, algo por lo que Risto quiso disculparse. Tras esto, Antonia comentó una desconocida anécdota que tuvo con la actual mujer del presentador, Laura Escanes:

Es una mujer muy guapa y cuando me la encontré le pedí una foto porque estaba bien para mi hijo, entonces Risto me dijo que era su novia.

Por su puesto, Dell'Atte fue preguntada por la única razón por la que es conocida en España: Alessandro Lecquio, el padre de su hijo.

La italiana dijo que:

Siempre me ha dicho que he sido la única mujer a la que he respetado porque siempre he dicho la verdad y nunca he sido su cómplice. Sé que he sido la mujer de su vida y está perdonadísimo.

Me cortejó un año, haciéndome llamadas anónimas... Mi matrimonio fracasó porque era muy posesivo. Luego, lo regalé, lo envolví con un lazo y se lo ofrecí a quién lo quisiera... Se ha portado bien y ha dado placer a muchas mujeres en España.

Y después de decir que había sido el gran amor en la vida de Alessandro Lecquio, llamó por teléfono la otra mujer del conde italiano, Ana Obregón.

Ambas tienen un hijo de Lecquio, Clemente y Alessandro, que fueron los 'causantes' de la reconciliación de las mujeres que se pelearon por un mismo destino. Pues bien, aunque ya protagonizaron su reconciliación hace unos meses en la portada de '¡Hola!' el pasado año, parece que su conversación en el programa de Mejide sella el fin de la guerra entre ambas, pasando de dedicarse frases como "cuando una nace hortera, se queda hortera...", a "Antonia es una crack".

Obregón llamó por teléfono y dijo:

Antonia y yo tenemos muchas cosas en común. La veo fantástica, es una mujer que ha demostrado que pase lo que pase vamos a luchar por nuestros hijos.

La italiana, sin embargo, no estaba del todo de acuerdo con la llamada de Obregón:

Me gustaría tener una relación de silencio con ella también, ojalá hablemos las dos desde la discreción. Estoy agradecida de que hayas entrado, pero es una sorpresa un poco... Me gusta tener una relación privada con ella. El posado que hicimos fue para nuestros hijos.

Antonia también le preguntó a Obregón por qué no se llegó a casar con Lecquio y Ana dijo:

Y yo te respondo, ¿y tú me lo preguntas?...