Belén Esteban se comporta como una poco agradecida y una maleducada, al menos eso es lo que percibe cualquier espectador de 'Sálvame'. El 3 de julio de 2017, la mal llamada 'princesa del pueblo' se mostró como una persona insoportable cuando le 'obligaron' a hablar del tema que le está reportando mucho dinero últimamente; Toño Sanchís.

Una semana y media después de que Belén Esteban le ganase el juicio a Toño Sanchís y dos días después que la colaboradora de 'Sálvame' diese una entrevista al respecto en 'Sábado Deluxe', la ex de Jesulín de Ubrique volvió a hablar del asunto en 'Sálvame diario'. Eso sí, le costó.

Estamos un poco cansados de los caprichos de Belén Esteban. Cuando hay un buen cheque de por medio, ella habla, cuando no, se resiste.

El 3 de julio de 2017, cada vez que le preguntaban sobre el tema, ella miraba al director del programa y le pedía que se callasen, que no quería hablar.

Pero fue absolutamente vergonzoso cuando la presentadora, Paz Padilla, quiso ganarse a la colaboradora con un bonito comentario:

Belén, yo pienso que a ti te ha salvado un ángel. Un ángel que es tu padre en realidad. Él te ha cuidado porque tú podrías no haberte recuperado y estar ahora arruinada o algo peor.

Padilla, en realidad, quería que Belén se emocionara delante de las cámaras pero en vez de eso, la colaboradora puso una cara de asco que resultaba incómoda. Fue una falta de respeto absoluta pero muy común en la que llaman la 'princesa del pueblo'.

A parte de esto, a Belén le pusieron los vídeos de la entrevista que le hicieron a Toño Sanchís en 'Viva la vida'. El representante, una vez más, negó que le hubiese quitado dinero a la colaboradora de ‘Sálvame' y esta le respondió:

Vete haciendo una huchita.

Qué asco me da verte así.