El sábado 9 de septiembre de 2017 se clausuró la novena edición del FestVal de Vitoria. Fueron seis días intensos en los que se estrenaron multitud de apuestas potentes y por el que desfilaron decenas de rostros televisivos. Periodista Digital estuvo allí y fuimos testigos de lo que se cocía entre bambalinas.

Ya lo sabía desde antes de empezar el certamen: esta novena edición del FesTVal ha sido una de las más potentes en la historia de la que ya es la cita más importante del mundo televisivo de nuestro país. Y lo decimos por su programación, cuajada de estrenos importantes. Pero una cosa es la expectación y otra muy distinta es el resultado. Y es que, al final, nos hemos topados con una cuantas decepciones.

Aun así, apuntar que el FesTVal es importante por ser, primero, un punto de encuentro para profesionales y medios. Se tiene acceso a las novedades y tendencias que están por venir y te puedes hacer una idea clara de lo espectro televisivo actual. Además, se reivindica la pequeña pantalla como industria, algo crucial para su crecimiento.

Los modelos de consumo televisivo han cambiado radicalmente en los últimos dos años, sobre todo en el último, gracias a las televisiones de pago o las plataformas digitales. Esto se ha notado mucho este año en el FesTVal. Para empezar con la presencia, cada día más poderosa, de Movistar + (que estrenó su primera serie 'original', 'Velvet Colección') y con la proyección de ‘Si fueras tú', la primera webserie interactiva de TVE, entre otras muchas cosas.

A ver si el año que viene Netflix, Amazon o HBO se ponen las pilas, se dejan de snobismos y aceptan que el FesTVal es una buena plataforma de lanzamiento.

Dicho todo esto, hagamos un breve repaso y/o análisis a lo que ha dado de sí la novena edición del FesTVal de Vitoria Gasteiz.

LO MEJOR: 'Tiempos de guerra' (A3). No gustó a todo el mundo pero, personalmente, me pareció un producto digno y honesto. No oculta que es la sucesora de ‘Velvet' y da lo que promete: La fórmula clásica de su productora, Bambú, en la que se mezclan los arquetipos del culebrón pero con un formato de lujo.

LO PEOR: 'Si fueras tú'. Decir que este año no ha habido productos bochornosos pero tampoco muy buenos. Todo lo estrenado se ha quedado más bien a medio gas. La web serie de TVE, escrita por Javier Olivares (‘El Ministerio del tiempo') parte de una premisa más que interesante (Una joven investiga la desaparición de otra que es exactamente igual que ella) pero está mal, muy mal, dirigida.

EN TIERRA DE NADIE: Hay dos productos que nos han dejado un tanto fríos. Por un lado, 'Velvet Colección', spin off de la mítica ficción de A3 que se ha mudado a Movistar. Es una continuación directa de la serie original, no un producto con entidad propia. También es lógico. 'Velvet' es un fenómeno social, no se puede hacer algo muy distinto a lo que ya había.

La otra serie que se ha quedado a medio gas es 'Estoy vivo', la nueva apuesta de Globomedia para TVE que se estrenó el 7 de septiembre de 2017 con un buen dato de audiencia. No es un mal producto pero su guion peca de anticuado. Es lo que la productora lleva escribiendo 20 años, la diferencia es la forma. Los actores (soberbios) y el diseño de producción son de primer orden y le dan a la serie un aire distinto.

LA DECEPCIÓN: 'Traición', el regreso de Bambú a TVE y a las sagas familiares culebroneras (‘Gran Reserva'). Con una recuperada Ana Belén haciendo de villana, la serie prometía mucho pero el piloto es un quiero y no puedo. Le falta locura y acción visual. Todo son largos parlamentos versando sobre lo mismo. Eso sí, hay esperanza de que en los siguientes capítulos haya un giro de timón haciendo las delicias los amantes del género.

SERIE CON MAYOR PROBABILIDAD DE ÉXITO: Dos; 'Tiempos de guerra' y 'La catedral del mar' (Ambas de A3). La segunda es la cara adaptación literaria del best seller de Ildefonso Falcones. Es una de las series más esperadas y casi seguro que va arrasar en audiencias. El problema es que se han gastado mucho dinero y no lo aparenta. Hay resoluciones visuales de dudoso gusto (a veces parece que estás viendo un mercadillo medieval) y fallos en la explicación de ciertos eventos. Cualquier hándicap narrativo es culpa de la novela original, una obra de mucho éxito pero de calidad desastrosa. Pero cualquier fallo se remedia al ser uno de los productos más entretenidos que se han visto en años (Dura 50 minutos-¡por fin!- y el piloto se devora).

LA POLÉMICA: Telemadrid presentó sus nuevos rostros para los informativos así como su renovada imagen, prometiendo una nueva era para la cadena pública madrileña. ¿Significa esto que reconocen que han pasado por una etapa en la que han perdido la credibilidad? ¿La nueva administración de la comunidad de Madrid ha pedido los cambios? Nadie reconoció nada de forma directa pero se dio a entender. El director de informativos, Jon Ariztimuño, reconoció que la audiencia les había dado la espalda pero no entró en detalles de por qué.

LO MÁS EMOCIONANTE: '¿Dónde estabas tú entonces?', programa documental de laSexta presentado por Ana Pastor que repasa, en cada entrega, un año de las últimas cuatro décadas. Es un producto de primera calidad, nostálgico e interesante. El problema es que padece de cierta arritmia y, por momentos, se hace pesado.

MEJOR ACTRIZ: Varías; Alicia Borrachero y, no me puedo creer que vaya a escribir esto, ¡Amaia Salamanca!, ambas por 'Tiempos de guerra'. También nos gustó lo pasadísima que está Ana Belén en 'Traición' (hace de la sobreactuación un arte).

MEJOR ACTOR: Javier Gutiérrez por 'Estoy vivo'.

PEOR ACTRIZ: María Pedraza por 'Si fueras tú'. No es que sea mala, es que está muy mal dirigida.

PEOR ACTOR: Antonio Velázquez por 'Traición'. El único que está mal en la serie.

FAMOSOS MÁS SIMPÁTICOS: Marta Hazas, Alicia Borrachero, Anne Igartiburu, Ramón García y una sorprendente Isabel San Sebastián.

FAMOSOS MÁS ANTIPÁTICOS: Paula Echevarría estaba a la defensiva por si le preguntaban por su vida personal. Para colmo, se llevó a su hija al festival y la paseó por la alfombra naranja, algo que ha sido muy cuestionado.

Y por supuesto, la youtuber 'Soy una pringada', que algunos nos preguntamos todavía que hacía ahí.

LO MÁS PESADO: La rueda de prensa de #0. Cuatro horas de duración.

LA MEJOR RUEDA DE PRENSA: Este año no ha ido Canal Cocina, que siempre organiza las mejores, por lo que el nivel de ruedas de prensa ha sido bajo. De todas, quizá la mejor organizada fue la de Flooxer, la plataforma digital de Atresmedia.

LA DUDA: ¿Triunfará el nuevo OT en TVE? Es la pregunta del millón. No sabemos si hay espacio para un programa así ahora. También dudamos de que la elección de Roberto Leal como presentador sea la más acertada.