Bertín Osborne y Garbiñe Muguruza.

Bertín Osborne vende tanto su imagen de campechano que no sabe medir sus palabras. Siempre ha tenido que luchar contra su fama de macho de la caverna y aunque él intenta que no se le tome por un 'troglodita', lo cierto es que, a veces, cuando intensa salvarse, se hunde más.

Esto es exactamente lo que le ocurrió el 9 de octubre de 2017 en ‘Mi casa es la tuya', cuando entrevistó a la tenista Garbiñe Muguruza.

Las intenciones de Bertín le llevaron a meterse en un buen berenjenal. El presentador quería criticar el machismo dentro del mundo del deporte y por ello le leyó a Garbiñe Muguruza una información de Periodista Digital (se agradece que esta vez al menos se haya documentado sobre sus entrevistados) sobre ella que estaba titulada de la siguiente manera:

'Garbiñe Muguruza, mucho tenis, bonitas piernas y pocos novios'.

La deportista respondió:

Es un clásico en el deporte femenino. Siento que no se valora igual el éxito femenino que el masculino. Y eso que es el deporte que tiene una mayor igualdad de premios

Bertín, indignado comentó:

Me molesta leerlo. A mí, me parece, que soy feminista.

Osborne quiso seguir con su defensa de las mujeres en el tenis y no podemos decir otra cosa más que empezó a liarse:

De esto tienen mucha culpa los medios, la televisión. En televisión es más divertido con vosotras que con ellos por la velocidad de la bola. Con ellos casi no ves la bola. Los puntos de los hombres son dos bolas

Es decir, ¿que las tenistas molan más porque tienen menos fuerza?

Y no sólo esto. Aunque se había molestado ante los que criticaban a Garbiñe Muguruza por no tener novio, Osborne no dudó en inistirle por su vida privada, ante lo cual, la invitada contestó:

No tengo nada jugoso que contarte. Con el ritmo no lo puedo compaginar

No podría estar con un tenista. En cualquier caso tendría que ser alguien que me acompañe todo el rato, que no es el caso que quiero

La deportista habló de sus orígenes en su Venezuela natal y su posterior traslado a Barcelona donde siguió los pasos de sus hermanos tenistas.

Mis padres lo han dado todo por vernos felices

Estoy aquí por mi familia porque ellos empezaron a jugar al tenis y me siguen apoyando, y también por mi equipo profesional. Sin ellos no sería nada.

El pullazo con mucha mala leche de Chicote a Bertín