Pablo Motos y Miguel Ángel Revilla.

El 10 de octubre de 2017, el mismo día en el que Carles Puigdemont declaró la independencia de Cataluña para luego dejarla en suspenso, lo que provocó que sus seguidores le llamaran "traidor, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla rompió su silencio sobre este tema visitando, por enésima vez, 'El Hormiguero' en Antena 3.

Después de promocionar, como siempre, Cantabria, Pablo Motos le pidió a su invitado que se entrara en materia sobre Cataluña, a lo que el presidente cántabro respondió con contundencia aunque advirtió que:

Este es un tema polémico porque digas lo que digas vas a quedar mal con miles de personas.

Se ha llevado a unos niveles de enfrentamiento que cualquier cosa que digas es quedar mal, vamos a intentar poner cordura.

A partir de ahí, Revilla quiso dejar clara su postura sobre el referéndum anticonstitucional del 1 de octubre:

Todo lo que han hecho estos señores esta fuera de la ley. Yo denuncio muchas cosas pero acato la ley.

Este año me han hecho cinco controles de alcoholemia, y siempre he dado 0, ¿pero si me pillan habiendo bebido un whisky al volante puede decir que no quiero acatar eso? Pues no.

Si no te gusta tienes que luchar por cambiarlo pero mientras tanto hay que acatarlo.

Estoy fastidiado porque se crean ilusiones imposibles, es muy peligroso.

Ha sido un error no dejarles votar y cargarles el mochuelo a la policía. Hay que hacer una oferta seria a los catalanes porque estoy seguro que si votan no se irán. No son tontos.

Esto está condenado al fracaso porque Europa no puede tolerar estas cosas, no lo puede autorizar

'El hormiguero': Revilla confiesa las presiones que sufrió para desprestigiar a Pedro Sánchez

Y sobre el presidente catalán, Carles Puigdemont, y su 'bajada de pantalones' de ese mismo día, Revilla dijo:

A Puigdemont se le han empezado a aflojar las piernas.

Hay que analizar porque ocurre esto. ¿El problema es Puigdemont? No le conocíamos hace un año. El problema es que hay 2.000.000 de catalanes enfadados con el gobierno español y será por algo.

Este país lleva 500 años, lo hemos pasado canutas... somos un pueblo muy solidario, con conciencia. Lo difícil lo pasamos después de Franco, ¿Qué hicimos después de eso? Lo que se echa en falta son esos políticos, unos tíos de altura. Hay muchísimos que están en política porque no saben hacer otra cosa.

Pero Revilla no se quedó ahí y también cargó contra el presidente del Gobierno:

A mí me ha defraudado de tal manera que puedo decir que es un mentiroso.