Jorge Javier Vázquez y Belén Esteban en el Deluxe de T5. PD

Llevamos años prediciendo la caída del imperio de Telecinco pero la principal cadena de Mediaset sigue líder de audiencia. Aún así, sus grandes caballos de batalla están de capa caída. 'Sálvame', 'MyHyV' y ‘Gran Hermano' están en crisis. Y no lo decimos nosotros; sus propios responsables lo confirman.

'SÁLVAME': ¿LAS CAMPANADAS ES SU ÚLTIMA OPORTUNIDAD?

El 15 de noviembre de 2017, en 'Sálvame' estaban muy contentos: todos los colaboradores serán los encargados de dar las Campanadas y recibir el nuevo año en Telecinco.

El mismísimo Jorge Javier Vázquez reconoció que esa noticia les había ayudado en un momento de crisis y se lo tomaban como un reconocimiento por parte de Paolo Vasile tras un año en el que lo han pasado muy mal.

Pero claro, imaginemos que las Campanadas de 'Sálvame' no triunfan. ¿No sería esa la confirmación de que los personajes del 'cortijo' ya no interesan?

También es verdad la televisión, como cualquier medio, es cíclica. No es la primera vez que 'Sálvame' se ha enfrentado a una bajada de audiencia y ahí sigue.

Lo que está claro es que sus personajes ya no dan más de sí. Tienen que renovarlos. Ni Belén Esteban tiene ya el poder de antaño

A ‘MYHYV' LE QUEDAN DOS TELEDIARIOS

Ya lo dijimos: Telecinco ya ha decidido que si en un par de meses los cambios que han impuesto en 'Mujeres y Hombres y Viceversa' no cuajan, será el final del famosísimo dating-show.

La audiencia lleva años en caída libre. Ni siquiera tiene ya la misma repercusión en redes sociales que tenía. Y lo de meter a los tronistas en una casa a convivir en plan reality es una medida desesperada y estéril.

Emma García parece que podría dejará de sentarse en unas escaleras. No hay mal que por bien no venga.

'GH' SÍ QUE DEBERÍA IRSE PARA SIEMPRE

Lo de 'Gran Hermano Revolution' ha sido lo que se llama una tormenta perfecta: Todo lo que podía salir mal ha sucedido. Desde el comienzo no convenció. No fue buena idea la de meter, a priori, a 100 personas en la casa aunque luego se quedaran en 16. Era demasiado batiburrillo. El casting tampoco era bueno. Nadie se sabía los nombres de los concursantes, no si quiera Jorge Javier Vázquez, en el que ha supuesto el gran batacazo de su carrero.

Esta edición no sólo es la menos vista de la historia sino que se han cometido errores (por llamarlos de alguna manera) que condenan no sólo al reality sino a toda la cadena. Utilizar una supuesta violación para hacer audiencia es algo inmoral que debería penarse. Pero como es Telecinco y ningún anunciante se ha querido retirar, pues hacen como si no pasase nada. Lamentable.

Pues sí, 2018 pinta mal para las grandes estrella de Mediaset. Es su año decisivo. Puede que sea hora de renovarse pero no es fácil. Su modelo de televisión es muy rentable (Hacen programas muy largos y baratos). Cambiar ahora puede ser desastrosos para la cadena pero puede que no les quede otra.

Gran Hermano se equivocaría gravemente si aprovecha el tirón del escándalo ocurrido en la casa.