Nuevos concursantes de 'GH Revolution' y Jorge Javer Vázquez.

Un año más repasamos lo peor que se ha producido en nuestra televisión. Han sido 12 meses intensos, marcados por las crisis políticas y las cadenas han reaccionado a veces y con acuerto, otras con desesperación y torpeza.

¿Cuáles han sido los peores programas que hemos visto durante el 2017?

'VELVET COLECCIÓN' (Movistar+)

Hace poco vi la serie entera ya disponible en 'Movistar +' y no di crédito. De acuerdo que 'Velvet' nunca fue una serie creíble e incluso se le podía acusar de que pasaban pocas cosas, pero esta especie de spin off-continuación, no tiene ni pies ni cabeza.

Los primeros dos capítulos tienen su sentido. De hecho, el primero, que vimos ya en el FesTVal de Vitoria, me gustó bastante. Era el 'Velvet' de siempre y no se le podía pedir más.

'Velvet Colección': Paula Echevarría manda un mensajito a sus compañeros

Pero a partir del tercer capítulo todo se convierte en un amasijo de tramas infantiles, locas y sin un motor claro. Da la sensación de que se ha hecho una serie para las revistas femeninas de moda, sin respetar los mecanismos básicos de la dramaturgia.

En toda la temporada no ocurre casi nada relevante. Es todo demasiado liviano. Mucho papel mojado que promete en un primer momento, pero que termina en nada.

'LAS CHICAS DEL CABLE' (Netflix)

Nadie discute el logro de Bambú como productora pionera en la televisión de nuestro país. En un solo año han conseguido ser los primeros en vender dos series a sendas cadenas de pago (más bien a una de pago y a una plataforma digital).

Es una gran noticia, a nivel económico, que 'Las chicas del cable' fuese la primera serie española original de Netflix pero ahí se quedan las buenas nuevas.

Trailer de 'Las chicas del cable', la primera serie española de Netflix

En cuanto a su calidad, la ficción deja mucho que desear. Hay que decir que la plataforma exigió, más o menos, una copia de ‘Velvet' (que tan bien les había funcionado en el mercado latino) y eso tuvieron. Lo malo es que aquello no tenía ni pies ni cabeza: Terribles excusas argumentales, tono infantil y una voz en off innecesaria e incómoda.

Claro, nos podemos quejar, los críticos, todo lo que queramos pero tanto 'Velvet Colección' como ‘Las chicas del cable' han sido un éxito (o eso nos dicen). ¿Quién les va a toser a los de Bambú? Yo no, desde luego.

'ELLA ES TU PADRE' (TELECINCO)

Intentar hacer un 'remake' no oficial de 'Señora Doubtfire' a nivel patrio ya era un suicidio como idea y el resultado no decepcionó. Era un espanto.

Una premisa así queda anticuado con el nivel de series que estamos creando en España y para colmo, Telecinco le inyectó sus tópicos de siempre: Actores monos, conocidos y muy malos, líos amorosos sin sentido, humor bruto y mucha, muchísima luz.

'¿CÓMO LO VES?' (TVE)

Era el regreso del gran Carlos Herrera a TVE pero patinó al elegir un formato inclasificable. No se sabía si era un debate, una encuesta interactiva o una entrega de ‘No te rías que es peor'.

Además, el estreno del programa no pudo ser menos acertado. Coincidió con los incendios de Galicia en el que murieron varias personas, algo que no se abordó durante el directo y que fue muy criticado por los espectadores.

'MAD IN SPAIN' (TELECINCO)

El enésimo intento de Telecinco de recuperar los debates políticos aprovechando las crisis sociales que han asolado este año nuestro país.

Un programa de verano barato, mal planteado, ruidoso, sin espíritu y con un Jordi González más desagradable que nunca.

'FAMILY' (La1 de TVE)

Es la primera vez en toda mi vida que no he conseguido ver un piloto entero para poder, después, hacer una crítica. No aguanté más de media hora y con dolor.

Mi falta de profesionalidad se justifica ante la que ya es la peor serie de la última década (sí, peor que 'Cheers', 'Fenómenos' o 'Alatriste'). Era tan mala que, por momentos, podías pensar que era una parodia de sí misma.

Era imposible que algo así fuese comprado desde una televisión, y menos con el dinero del contribuyente.

'ALL YOU NEED IS LOVE...O NO' (Telecinco)

Otra ración de Vasile y sus incompresibles decisiones... O no. El consejero delegado de Mediaset España es muy amigo de Risto Mejide, lo que explicaría que siga manteniendo un show que pinchó desde su estreno.

Hablamos de uno de los peores espacios emitidos en los últimos años en Telecinco. Otra revisión de 'Lo que necesitas es amor' pero con Risto Mejide humillando al personal y queriendo ser Frank Blanco en 'Zapeando'. Llega a ser tan agresivo todo que molesta.

Mejide es un personaje único pero no vale para el prime-time de una cadena principal. Hay que dejarle de colaborador o con sus entrevistas 'machaconas' en Cuatro. No hay que pedirle más.

'REINAS' (TVE)

La pública no aprende. Es incomprensible que se le siga subvencionando a un señor como José Luis Moreno después de llevar años demostrando, no sólo que el público ya no le respalda sino que le falta profesionalidad.

'SÁLVAME' (TELECINCO)

Lo repetiré mil veces: De 'Sálvame' comemos muchos, incluídos los que hablamos de él diariamente. Pero este año, la crisis catalana, entre otras cosas, ha provocado que la audiencia le de la espalda y para solucionarlo, el programa ha recurrido a la inmoralidad. Amenazar a sus tertulianos con el despido y hacer espectáculo de ello es bajo. Muy bajo.

'GH REVOLUTION' (TELECINCO)

La décimo octava edición del reality más importante de nuestro país debería ser la última, o al menos, la última en mucho tiempo. Los problemas han sido muchos: El formato ya está quemado, el público harto, Jorge Javier Vázquez no llega a encajar en el concurso y el casting no ha sido el más acertado.

Pero si todo esto no era suficiente, en 'GH Revolution' se ha tocado fondo moral. Se utilizó una supuesta violación para hacer audiencia cuando lo que tenían que haber hecho es guardar silencio -sobre todo porque la presunta víctima no quiso denunciar-. Poco ruido mediático se ha hecho para tal despropósito.