María Lapiedra nueva colaboradora de 'Sálvame'

Hoy por hoy, lo peor que le puede pasar a una cadena generalista es que un personaje suyo se declare abiertamente independentista. El tema levanta muchas ampollas y supone publicidad negativa (o amenaza de boicot) para la empresa. Es simplemente un tema económico pero que preocupa extremadamente a los directivos. Por ello, en T5 concretamente podría haber cierto temor que se volviese a hablar de la ideología de uno de sus personajes de moda: María Lapiedra.

EL 'MIEDO' AL IDENPENDESTISMO: DOS EJEMPLOS CLAROS

Un ejemplo ilustrativo: El historial independentista que Alfred ('OT 2017') había colgado en redes sociales mucho antes de entrar en el programa de TVE. Nuestro futuro representante en el festival de Eurovisión dejó bien claro , tras salir del concurso, que no es independentista pero la polémica ya estaba servida (es comprensible puesto que es ilógico que alguien que se quiere separar de un país, se aproveche de un show producido por una cadena pública y que encima vaya a Eurovisión ondeando nuestra bandera).

También tenemos el caso contrario. Es decir, el de TV3. La presentadora Nuria Roca se quejó de que la habían quitado un programa por no estar de acuerdo con el procés y últimamente hemos visto como se ha ignorado a Isabel Coixet (ha ganado el Goya a mejor película y no le han hecho una mísera entrevista en la cadena autonómica) mientras que a Pilar Rahola le han dado un espacio propio.

EL CASO DE MARÍA LAPIEDRA

El caso es que este 'miedo' al independentismo es relativamente nuevo. Hace años veíamos por ejemplo a María Lapiedra corriendo desnuda en apoyo a Laporta y pidiendo la independencia y no se armaba tanto revuelo (Es más, nos reíamos).

Así de teta se lo pasaba María Lapiedra apoyando a los golpistas catalanes

Pero ahora la historia ha cambiado. Lapiedra es una cotizada estrella en T5. Llevamos meses viendo como explotan su historia de amor con el reportero Gustavo González y cómo la audiencia ha respondido en masa a esta trama.

Pero tal y como recoge el portal Informalia (El Economista) que desde los despachos de T5 hay orden de no sacar el tema del pasado (y presente) independentista de Lapiedra, por miedo a que el gobierno les ponga más multas por publicidad encubierta, cómo pasó hace unos días en ‘Sálvame'.