Paz Padilla.

El 12 de marzo de 2018, 'Sálvame' ofreció un especial sobre el asesinato de Gabriel Cruz, un tema radicalmente distinto a lo que el programa nos tiene acostumbrados. El tratamiento no fue malo, lo malo es que no estaban preparados (o eso parecía) para algo así y se cometieron errores, entre ellos, poner al frente a Paz Padilla, quien si bien hizo todo lo que pudo, ese no era su lugar.

 

Brutal tensión a la salida de Ana Julia con la Guardia Civil empleándose a fondo para sujetar a los vecinos

Una semana antes, 'Sálvame' nos sorprendió a todos mandando a Níjar a un reportero para que cubriera la investigación sobre la desaparición del niño de 8 años, Gabriel Cruz. ¿Desde cuándo el programa de La fábrica de la tele' abordaba temas tan serios? ¿Se estaba frivolizando así un caso tan grave? En realidad, no.

No negaremos que resultaba raro ver cómo los colaboradores hablaban de los dramáticos sucesos para luego abordar la vida sexual de María Lapiedra, por ejemplo, pero también es verdad que en estos casos (cuando hay una desaparición), cuántos más altavoces públicos haya, mejor.

También entendemos que el 13 de marzo de 2018 no podían hacer otra cosa que no fuese abordar el tema. El día anterior se había encontrado el cuerpo del niño y se había detenido a Ana Julia Quezada, la novia del padre, como principal sospechosa.

Por ello, casi las cuatro horas que dura ‘Sálvame' estuvieron dedicadas al caso, con una mesa de debate en la que los únicos rostros habituales del programa que pudimos ver eran los de Mila Ximénez y la presentadora, Paz Padilla.

Para la ocasión, acudieron a debatir sobre el caso, especialistas como el periodista Javier Negre o la abogada Montserrat Suárez.

Teniendo en cuenta que el día anterior, el programa ‘Viva la vida' había batido récords de audiencia con un especial sobre el caso Gabriel, no era de extrañar que ‘Sálvame' quisiera también abordar el asunto. Paz Padilla, muy seria, comenzó el programa diciendo:

Ayer a las 2 de la tarde, acorralada por las sospechas, la pareja del padre fue detenida mientras desplazaba su cadáver en el maletero de su coche. Una vez más, la crueldad del ser humano parece no tener límites. Hoy 'Sálvame' es para ti, Gabriel.

¿Cómo trataron en ‘Sálvame' la tragedia? Pues como lo han hecho la gran mayoría de los programas: con morbo, espectáculo y ninguneando la presunción de inocencia. Por otro lado, el caso Gabriel ha tenido tal impacto popular que es muy difícil abordarlo de una manera objetiva.

Pero el gran error que cometió ‘Sálvame' el 12 de marzo de 2018 fue Paz Padilla. La presentadora hizo lo que pudo pero estaba claro que ese no era su lugar. No se aclaraba con los términos, balbuceaba, decía cosas sin sentido y se mostraba nerviosa. Incluso el propio nombre de Gabriel se le escurría fonéticamente. Además, de todos los presentadores que tiene el programa, ella era la peor opción de cara a la imagen pública (no olvidemos que ni si quiera es presentadora, sino humorista).

Casi seguro que a los de la 'cúpula' les pilló desprevenidos el especial que tuvieron que hacer. Que, tal vez, ni Jorge Javier Vázquez ni Carlota Corredera pudieron estar al frente de esa tarde en el programa e hicieron lo que pudieron con lo que tenían.