Belén Esteban y Kiko Rivera.

Kiko Rivera ha declarado estar de baja laboral por depresión pero las malas lenguas aseguran que su estado mental se debe a otras cosas.

Toda una ‘patata caliente' para programa como 'Sálvame', deseosos por contar lo que podría estar ocurriendo realmente pero que, sin embargo, tienen prohibido.

Hace una semana, saltó la noticia de que el hijo de Isabel Pantoja había cancelado una veintena de conciertos para dentro de dos meses.

Los ayuntamientos y empresarios que le habían contratado estaban sorprendidos incluso enfadados pero el DJ colgó un vídeo en Instagram en el que aclaraba que tenía depresión, que era un momento duro para él, que lo superaría "poco a poco" y que los "médicos les estaban haciendo pruebas" para poder dar el parte médico correspondiente a los que le habían contratado.

 

Preocupación por el estado de salud de Kiko Rivera

Pero desde que salió la noticia se ha especulado mucho sobre qué es lo que le pasaba realmente a Kiko Rivera y sobre las consecuencias que podría tener a nivel legal su situación.

El lunes 7 de mayo de 2018, Kiko Hernández, en 'Sálvame', dijo:

Me cuentan que lo que tiene Kiko Rivera es mucho más grave que una simple depresión, A ver cómo digo esto... Digamos que tiene cambios muy radicales, que un día tiene felicidad extrema y al segundo tristeza extrema.

Ya entrábamos en terrenos peligrosos. Aunque Kiko Rivera haya sido el primero en hablar de su estado de salud, nadie puede especular al respecto y, al segundo, Kiko Hernández se dio cuenta, por ello dijo:

Según el código penal, todo el mundo tiene derecho a hablar de su estado de salud lo que quiera y ningún medio de comunicación puede decir nada más. No lo digo yo, lo dice el código penal.

Contradictorio, ¿no? Lógico. Cualquier información que tengan los de ‘Sálvame' sobre este tema tienen que protegerla e incluso ocultarla por miedo a futuras demandas.

Pero no podemos olvidar que hace un par de años, Paquirrín insultó públicamente a Kiko Hernández y éste, en ‘Sálvame', le mandó un misterioso pero revelador mensaje:

Kiko, yo sé que estás enfermo. Cuando te cures, porque te puedes curar, hablaremos.

Y sobre esto, ese mismo 7 de mayo de 2018, Belén Esteban también metió la pata. La pobre no sabía cómo decirlo pero se lanzó a la piscina mandándole el siguiente mensaje a Paquirrín:

No sé lo que le pasa pero si es un problema de hábitos de comida, o de hábitos de vida o lo que sea, sólo puedo decir que de todo se sale. De todo.

Claro, que alguien que ha sido adicta a las drogas diga esto es relevante. La de Paracuellos se cuidó mucho de no decir más de la cuenta pero el contexto estaba ahí. Por ello, la prima de Kiko Rivera, Anabel Pantoja, allí presente, le dijo a la Esteban:

Belén, sé por dónde vas y no es por ahí.

Entonces, Belén se defendió argumentando que:

No, yo no he dicho nada pero es algo de lo que se está hablando en la radio y, sobre todo, fuera de cámara. Por eso digo que de todo se sale.