PD América
Los sicarios, a punto de ser ejecutados PD

El vídeo, grabado 5 meses después de la captura del narcotraficante más buscado del mundo, Joaquín 'El Chapo Guzmán', es escalofriante.

La grabación corre ahora como la pólvora 'bajo mano' fuera de los circuitos habituales de Internet, y da fe de cómo se las gastan las bandas de narcos en México.

Las escenas se remontan a 5 meses después de que fuera detenido el mentado, en febrero de 2014.

De 59 años, fue detenido en ciudad occidental mexicana de Mazatlán, y era el jefe del cártel de Sinaloa. Dado por muerto en 2013, figura desde 2009 en la lista Forbes de multimillonarios, y Washington ofrecía por su captura una recompensa de cinco millones de dólares.

Y para muestra un sangriento botón: en las imágenes aparecen dos hombres que se identifican como Félix Gámez García, quien se dedicaba a traficar droga en Estados Unidos; y Bernabé Gámez Castro, tío del primero.

Acaban de ser capturados por traficantes de una banda rival, que no se especifica cuál es.

Reconocen pertenecer al Cártel de Sinaloa. Con una calma pasmosa el primer explica que en la organización le pagaban una miseria por sus trabajos, a la vez que da nos consejos a los más jóvenes que tienen pensado meterse en tamañas lides:

"Que si le piensan entrar al dedo que le piensen bien porque ya no es fácil estar aquí y ya no vuelven para atrás. Con esa gente no se juega, que la gente del Chapo no es como la platican", 

Acto seguido, y tras el discurso del segundo, es decapitado con una motosierra.

Su compinche observa la escena apenas sin inmutarse para, después, ser degollado a cuchillo.

Al final de la grabación se puede leer un texto que dice,

"Esto les va pasar a todos los DEDOS, TORRETAS".