PD América
Christopher Cheary, la madre y la pequeña TV

Sophia Acosta, una niña de tres años, fue brutalmente violada, torturada y asesinada por el novio de su madre, adicto a la heroína. En el momento de la agresión, su madre estaba tratando de conseguir drogas para tranquilizarle. En el juicio el hombre argumentó que la niña no le quería llamar papá. Christopher Cheary se enfrenta a la pena de muerte por asesinato en primer grado.

La agresión tuvo lugar en Visalia (California), el 7 de mayo de 2011, cuando Christopher Cheary se quedó solo en casa con Sophia y su hermana pequeña después de que su madre Erika Smith saliese a por drogas para calmar a Cheary, según publica The Sun.

Sophia se negó a llamarle papá y Cheary la golpeó y violó con un objeto. Cuando Erika llegó, encontró a la niña desnuda y un charco de sangre.

Cheary, acusado de asesinato en primer grado, violación y tortura se enfrenta el 30 de enero a la pena de muerte.