PD América

Hacinamiento, corrupción, odio, venganza... el cóctel perfecto que ha anegado de sangre el complejo penitenciario de Manaos, en el estado brasileño de Amazonia, donde han encontrado la muerte unos 60 presos de las formas más atroces durante el motín de este domingo 1 de enero de 2017, durante una reyerta entre bandas de narcos que cumplen allí largas condenas. ([VÍDEO X] La terrorífica matanza en una cárcel de Brasil donde han mutilado a 60 reclusos).

Durante estas últimas horas se han filtrado vídeos que dan fe de la crueldad de los internos, que han decapitado, mutilado y quemado a muchos internos filmando sus verdugos la carnicería con sus teléfonos móviles.

La primera de las grabaciones dura poco más de dos minutos. La cámara enfoca desde las alturas lo que parece ser el gimnasio del penal. Allí, los reos rodean los cuerpos de sus rivales. Hay cabezas y extremidades esparcidas por el piso. Al final, ordenan en el piso las cabezas desmembradas cual trofeos de guerra.

Las autoridades creen que la rebelión comenzó por la pelea entre miembros del clan aliado al Comando Vermelho, Familia do Norte (FDN), que tiene un gran poder en la región norte del país, y el Primer Comando de la Capital (PCC), asentado en San Pablo.

Las perturbadoras imágenes parecen captadas por los mismos presos, ya que se los ve en los techos de la cárcel, desplegando una de sus banderas.

El motín, que duró 17 horas, se inició en la noche del domingo y provocó una masacre en el interior del Complejo Penitenciario Anísio Jobim (Compaj). "Infelizmente estamos delante de la mayor y más horrible masacre ya practicada en los presidios de Brasil", aseguró Epitácio Almeida, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la OAB en Amazonía, quien participó en las negociaciones con los presos para liberar a los 12 funcionarios que habían sido hechos rehenes.

Las reyertas entre bandas son comunes en las cárceles de Brasil, las cuales sufren un problema de superpoblación y hacinamiento, según han denunciado varias organizaciones de derechos humanos.

Durante la rebelión huyeron unos 90 presos, aunque unos cuarenta ya fueron capturados nuevamente, de acuerdo con las primeras informaciones.

Galería de imágenes: