PD América

A la vista del vídeo, -grabado desde un dron y que ahora ha sido dado a conocer en los circuitos menos accesibles de Internet-, cabe preguntarse no sin razón hasta qué punto la han perdido algunos en Afganistán tras una cruenta guerra de 15 años, y cuyos derroteros son todavía más que inciertos. ([VÍDEO] El rico comandante yihadista y sus esclavos sexuales vestidos de mujer).

Desde que las tropas de EEUU invadieron el país el 7 de octubre de 2001, hasta hace pocos días en que cayó sobre este territorio la llamada 'madre de todas las bombas', es decir, la GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast, que mató yihadistas a mansalva tras ser lanzada desde un avión MC-130 del Cuerpo de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea estadounidense, las cosas parecen haberse desmadrado todavía más.

Aunque las repugnantes prácticas sexuales de parte de sus habitantes, enganchados ellos a la tradición llamada 'Bacha Bazi', se quedan quizá cortas con las imágenes que abren estas líneas: entre cosechas de opio, prohibidas por la estricta interpretación del islam de los talibanes, una pareja de habitantes de esos lares fornica con varias ovejas como si no hubiera un mañana. La grabación no merece más comentario.