PD América

Un impactante vídeo muestra el momento en que el corresponsal Ammar Alwaely 'volvió a nacer': una bala de un francotirador impactó en una cámara GoPro que llevaba colocada en el pecho, y así salvó su vida, informa 'The Sun'. El hecho tuvo lugar en la ciudad iraquí de Mosul el 13 de mayo.

"Ammar, eso estuvo jodidamente cerca", se escucha que la víctima le dice al camarógrafo que grabó lo sucedido, el periodista Owen Holdaway. "Al principio no entendí lo que había pasado. Caí al suelo y no podía darme vuelta para ver si Alwaely estaba bien", cuenta Holdaway, añadiendo que el impacto rompió la cámara -que él mismo le había regalado días atrás- e hizo saltar un pedazo de plástico que le hizo un corte en el labio.

"Supe de inmediato que si no hubiera impactado en la cámara o si hubiera impactado unos centímetros más a la derecha habría alcanzado su corazón", afirma.

Mosul ha sido escenario desde hace siete meses de un sangriento operativo destinado a recuperar la ciudad de manos del Estado Islámico.

En 2016, 74 periodistas perdieron la vida. La mayoría de ellos trabajaban en zonas de guerra.