PD América
Bacon y musulmanes LI

Se sentó tranquilamente a comer lonchas de bacon en plena calle, al lado de tres iracundas musulmanas con velo, y la comida le ha salido por un pico: deberá pagar 530 euros a cada una de ellas por tamaña 'osadía'. Así se establece en una polémica sentencia emitida ahora por un juzgado del distrito sueco de Attunda.

Según da cuenta 'TheGatewaypundit', el  hombre de 53 años ha sido condenado por "mostrar odio hacia los musulmanes con un comportamiento ofensivo", y ha incurrido en sendos delitos de odio y ofensa.

Los hechos tuvieron lugar en Märsta, distrito de Estocolmo, donde el hombre, ante las críticas de las féminas, les respondió que podía comer cerdo donde quisiera.

"El hombre mostró los trozos de bacón a las mujeres, diciéndoles que él podía comerlo delante de ellas si quería. Las cámaras de seguridad muestran que hubo un acoso por parte del acusado. Ellas trataron de alejarse pero él las siguió para que le vieran comerse el bacón", afirman desde los juzgados.

"También las insultó y dijo que no quería musulmanes en Suecia", añaden.